Sanciones de tráfico

DGT: Cómo saber cuántos puntos me quedan del carné de conducir

Los conductores en España disponen de un carné inicial con 12 puntos, excepto los noveles. Si cometes infracciones estos pueden verse reducidos e incluso que se produzca la retirada del carné de conducir.

Carné de conducir
Carné de conducir
Pixabay

En 2006 la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha el carné por puntos con el fin de cambiar algunos hábitos en la conducción y concienciar sobre la importancia de cumplir las normas de seguridad vial. Así, todos los conductores en España disponen de un carné inicial con 12 puntos, excepto los noveles (menos de tres años de experiencia) que poseen 8 puntos.

Además, si el conductor no comete ninguna infracción de tráfico en tres años, se le añaden dos puntos más al carne. Y si tres años después no ha producido ninguna infracción se añade un nuevo punto. Por tanto, es posible que al consultar los puntos de tu carné el saldo sea de 15 puntos.

La consulta de puntos está disponible para aquellos conductores incluidos dentro del Registro de Conductores e Infractores de la DGT que dispongan de un permiso de conducción en vigor. Se realiza a través de la web de la DGT y para acceder tienes tres opciones:

  • Consultar los puntos y antecedentes a través de Cl@ve. Si tienes un mecanismo de identificación Cl@ve podrás conocer tu saldo en el carne.
  • Consultar los puntos con certificado digital o DNI electrónico.
  • Consultar los puntos con usuario y contraseña. Esta es la opción más sencilla.

Dentro de las sanciones de la DGT encontramos las que están consideradas como "grave" y las "muy graves". Las sanciones por velocidad que no superan los 20 kilómetros por hora no conllevan a una pérdida de puntos, pero sí a una multa de 100 euros.

Si se sobrepasa esta velocidad, hasta los 20 kilómetros por hora, la multa es de 300 euros y la retirada de dos puntos de carnet. Asimismo, si se rebasa en 30, será de 400 euros y 4 puntos y en 40, multa de 500 euros y seis puntos. Todas estas son consideradas como graves.

Las sanciones "muy graves" son las que conllevan a una pena mayor y pueden suponer la retirada total del carné. Por ejemplo, conducir a más de 190 kilómetros por hora en una autovía está penalizado con una multa de 600 euros y la retirada del carné.

Mostrar comentarios