Martes, 21.11.2017 - 18:52 h
Consumo

Por qué sube el precio de la gasolina y por qué notamos menos sus bajadas

El litro de gasolina ha aumentado un 1,1% hasta los 1,220 euros y el precio del gasóleo ha repuntado hasta los 1,120 euros por litro.

Llenar el depósito será más caro: 59 euros si el coche es diésel, 67 si es de gasolina
Llenar el depósito será más caro: 59 euros si el coche es diésel, 67 si es de gasolina

El precio de la gasolina vuelve a subir. En la ultima semana, el litro de gasolina ha aumentado un 1,1% hasta los 1,220 euros, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Por su parte, el precio del gasóleo ha repuntado un 0,90%, hasta los 1,120 euros el litro, y se consolida en máximos desde finales de abril.

Con los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros supone para el consumidor un coste de casi 61,6 euros si reposta gasóleo y de 67,1 euros si opta por la gasolina súper de 95 octanos. Este comportamiento en los carburantes coincide con un momento en que los precios del crudo de calidad Brent, de referencia en Europa, se sitúan en los 63,47 dólares y el Texas americano cotiza por encima de los 56 dólares.

Cómo se establece el precio del crudo

Existen varios índices de precios del petróleo en el mundo. El crudo es un producto a partir del cual se hace la gasolina que se necesita para los vehículos. La oferta y la demanda es el motivo por el que fluctúan los precios. A pesar de esto hay otros factores que también influyen como los conflictos bélicos, la especulación financiera o la subida y la bajada de las divisas.

Por qué no se notan las bajadas, pero sí las subidas

Los vaivenes del petróleo no se reflejan directamente en el precio de la gasolina porque el crudo solo representa el 40% del precio final, el 60% restante son impuestos. De esta manera, aunque el precio del petroleo baje muchas veces no se refleja en las gasolineras.

El crudo es el producto de base que se procesa en la gasolina en las refinerías de petróleo. Así que, si el precio del petróleo sube, el precio de la gasolina sube. Sin embargo, hay otros factores que afectan el precio de la gasolina y por eso su precio no siempre cae cuando lo hace el precio del petróleo.

Por qué España tiene una de las gasolinas más caras

España es el segundo país con el precio más caro de la gasolina (precio sin impuestos) de la Unión Europea, según los datos del mes de septiembre del Ministerio de Energía. A pesar de esto, los impuestos que se pagan en España por la gasolina no son de los más caros. En nuestro país se pagan un 54,4% frente al 63,5% de media que se paga en la UE. Es más, España ocupa el lugar 18 de 24 respecto al ranking de precios de la gasolina con impuestos.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios