Consejos

Siete trucos para superar el síndrome postvacacional y volver a la rutina

Esta etapa de inicios y de nuevos própositos ocasiona problemas emocionales a muchas personas. A continuación, una serie de consejos para evitar que desemboque en el síndrome postvacacional.

Una mujer cansada
Siete trucos para superar el síndrome postvacacional y volver a la rutina
Canva

Con el fin de las vacaciones y la llegada de septiembre, toca incorporarse de nuevo al puesto de trabajo. Vuelven los colegios, el tiempo otoñal y el frío, los nuevos propósitos... en definitiva, toca la vuelta a la rutina después del descanso. Pero esto no afecta igual a todas las personas: hay quiénes sufren el llamado síndrome postvacacional. 

Esta etapa de inicios y de nuevos própositos ocasiona problemas emocionales a muchas personas, que somatizan la vuelta a la rutina y se vuelven irritables y apáticos. Además, existen otros síntomas asociados como el cansancio generalizado, dolor muscular y alteraciones del sueño y del apetito. Según apuntan la mayoría de los psicólogos, suele durar entre 2 a 21 días hasta que la persona consigue adaptarse a la normalidad.

Aún así, para no caer en este problema y gestionar con mayor facilidad el impacto emocional que implica el regreso a la rutina, es conveniente seguir una serie de consejos, que te ayudarán a hacerlo más llevadero. La psicóloga Julia Pascual da las claves en su blog.

1. Regresa antes a tu casa

En ocasiones apurar los días de vacaciones hasta el último día puede ocasionar problemas después, ya que esto puede hacer más pesada la vuelta al trabajo. Es conveniente que la mente vaya aceptando la vuelta a la rutina de manera progresiva.

2. Normaliza el horario

Durante las vacaciones tendemos a dedicar más horas al sueño. Con la vuelta, es aconsejable intentar regular el horario de manera progresiva días antes de que se produzca esa vuelta al mundo laboral.

3. Recupera el ejercicio físico

Es importante habituarse a realizar ejercicio, pero, también, es conveniente que no te fuerces de manera rápida. Así, intenta recuperar los hábitos alimentarios y el ejercicio físico de manera paulatina. 

4. Planifica objetivos 

Puedes ponerte objetivos que sean realistas, pero evita la sobrecarga de retos y objetivos ya que esto puede aumentarte la sensación de descontrol. 

5. Aprende a organizarte 

Es conveniente que se planifique la agenda laboral, dando prioridad a lo más inmediato. En caso de no poder finalizar las tareas pendientes te recomiendo anotarlas en una lista y así realizarlas en cuanto te sea posible, para evitar que te roben la energía. 

6. Aprovecha el tiempo libre

Disfruta cualquier momento libre que tengas. Es la mejor manera de afrontar las responsabilidades y las obligaciones laborales. Intenta quedar con tus compañeros de trabajo y conversar sobre cuestiones ajenas al trabajo. 

7. Acepta las emociones

Es importante tener siempre presente este consejo. Estar triste o sentir melancolía es una respuesta de nuestro organismo provocada por cambios. 

Mostrar comentarios