Domingo, 16.12.2018 - 00:44 h
150 son multinacionales

¿Quién peligra si cae Dia? 1.500 empresas españolas 'se juegan' 4.000 millones

El fantasma del 'profit warning' sobrevuela al grupo de supermercados que este martes presenta resultados y se ve la cara con los inversores.

Un día clave para convencer a los inversores y, sobre todo, para disipar dudas. Dia presenta este martes sus resultados de los nueve primeros meses del año, su ejercicio más convulso desde que saltó al parqué en 2011. No lo es sólo porque estén en cuestión sus cifras de los últimos meses, donde la propia compañía ha reconocido errores; también porque ha reducido sus previsiones para el conjunto del año fiscal. Y, si Dia tiene problemas, no está sola. Si patina su negocio puede arrastrar a miles de proveedores, que se juegan millones en la cadena de supermercados.

Dia no desvela trimestralmente con cuántas compañías trabaja. Sí lo hace en su informe anual, cuando realiza una fotografía global de cómo opera. Así, al concluir 2017, contaba con 1.700 proveedores en España, su mercado doméstico y el eje de su actividad. De ellos, 152 eran multinacionales, que no identifica, aunque en ese listado está la amplia mayoría de grandes grupos de alimentación, droguería y fabricantes de productos de limpieza.

Las que más se juegan, al menos en número, son pequeñas y medianas empresas (pymes) que suman más de 1.370. El resto, hasta llegar a los 1.711 proveedores en España, simplemente no los identifica por gran o pequeña empresa e incluiría ahí a los autónomos a los que contrata.

Más de 4.000 millones de euros

En conjunto, esos proveedores españoles conllevaron un volumen de negocio de 4.078 millones de euros, según detalla en su informe de sostenilidad de 2017. Es una cifra ligeramente inferior a la del año previo, cuando alcanzó los 4.231 millones de euros en compras a proveedores españoles. Entonces, curiosamente, tenía menos proveedores locales, porque rozaba los 1.530.

Un volumen de negocio que no abona día a día a las empresas con las que trabaja. Cuando concluyó la primera mitad del ejercicio, Dia reconocía que tenía pendiente abonar a sus proveedores casi 830 millones de euros, es decir, adeudaba cerca de la cuarta parte de lo que paga a los fabricantes cada año.

El tercer súper en tamaño

Unas compañías que se juegan gran parte de su negocio con Dia porque la empresa dirigida desde agosto por Antonio Coto es el tercer mayor operador en España. Está lejos del 25,2% de cuota de mercado que copa Mercadona, según Kantar Worldpanel; pero cerca del 8,2% de Carrefour. En concreto, Dia se queda con el 7,8%, según datos a mediados del mes de agosto.

Esa presencia y la capilaridad de Dia (suma más de 4.700 establecimientos en España entre sus distintas cadenas, como Clarel o La Plaza), hace que los fabricantes estén pendientes de si cumple o no sus previsiones. Más aún cuando Dia reconoció hace dos semanas que ve complicado alcanzar los objetivos que se había marcado para 2018.

No cuantificó el golpe concreto en ventas, dado que simplemente asumió que va a recortar sus ingresos. Esta reducción indeterminada sí tendrá un un impacto directo en su margen bruto anual y en su resultado de explotación (Ebitda) ajustado, que se quedará entre los 350 y los 400 millones de euros, respecto a los 568 millones de 2017.

A la espera de ver qué datos presenta Coto en su primer cara a cara con los inversores, en el inicio de semana, al menos, le dan un voto de confianza. Dia comenzó la semana prácticamente plana en bolsa, con una ligera subida del 0,58%. Se queda en los 0,79 euros por acción, ligeramente por encima de los 0,66 euros que tocó el 22 de octubre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios