Sábado, 16.12.2017 - 21:32 h

El Papa critica la Navidad más materialista y comercial en la Misa del Gallo

El Papa denuncia banalidad, consumismo e indiferencia frente a la "plaga" del aborto, niños soldado o menores refugiados

Francisco ha lamentado que "las luces del comercio arrinconan en la sombra la luz de Dios"

El Papa critica la Navidad más materialista y comercial en la Misa del Gallo

El papa Francisco criticó el materialismo de quienes festejan Navidad pensando sólo en regalos y llamó a tener compasión por los niños abandonados, en su homilía para la Nochebuena celebrada por millones de cristianos en el mundo.

En Belén, lugar donde según la tradición cristiana nació Jesús, una multitud se congregó para la misa del gallo a la medianoche, mientras que en Europa los festejos se desarrollaron bajo seguridad reforzada por temor a nuevos atentados yihadistas.

Desde Roma, el papa Francisco llamó a celebrar una Navidad más altruista y menos materialista, comercial e indiferente hacia quienes sufren.

"Jesús nace rechazado por algunos y en la indiferencia de la mayoría", recordó el Papa.

"También hoy puede darse la misma indiferencia, cuando Navidad es una fiesta donde los protagonistas somos nosotros en vez de él, cuando las luces del comercio arrinconan en la sombra la luz de Dios, cuando nos afanamos por los regalos y permanecemos insensibles ante quien está marginado". En referencia implícita al aborto, Francisco deploró los "niños a los que no se les deja nacer".

El pontífice llamó al mundo a dejarse "interpelar por los niños que, hoy, no están recostados en una cuna ni acariciados por el afecto de una madre ni de un padre, sino que yacen (...) en el refugio subterráneo para escapar de los bombardeos, sobre las aceras de una gran ciudad, en el fondo de una barcaza repleta de emigrantes".

Este año, más de 5.000 personas murieron al intentar cruzar el Mediterráneo para alcanzar las costas de Europa. Miles de sirios desesperados tuvieron que abandonar la asediada Alepo, incluidos niños, ante la reconquista por el régimen de la segunda ciudad del país.

El papa argentino, que celebró su 80 aniversario la semana pasada, pronunciará el domingo su tradicional mensaje de Navidad "urbi et orbi", a la ciudad de Roma y al mundo.

Al frente de la Iglesia protestante anglicana, la reina Isabel de Inglaterra rindió por su parte un homenaje a la "gente ordinaria" en un discurso que será transmitido el domingo al Reino Unido y a todos los países del Commonwealth.

"A menudo cobro fuerza cuando me encuentro con gente ordinaria haciendo cosas extraordinarias: voluntarios, activistas comunitarios, buenos vecinos, héroes anónimos, cuya dedicación silenciosa los hace especiales", destacó la reina en su mensaje pregrabado. La gente, dijo, puede lograr "pequeñas cosas con una gran dosis de amor".Europa preocupada por el terrorismo

En Europa, la Nochebuena fue opacada este año por el temor a posibles actos de violencia menos de una semana después de que un camión conducido por un yihadista atropellara a 12 personas en un mercado de Navidad en Berlín, un ataque reivindicado por el grupo Estado Islámico.

Mientras que las policías europeas buscaban a posibles cómplices del tunecino Anis Amri, presunto autor del ataque abatido el viernes en Milán por la policía italiana, en Túnez las autoridades anunciaron la detención de tres personas vinculadas a él, entre ellas su sobrino.

En Berlín, habitantes y turistas se congregaban en el mercado de Navidad en donde se produjo el ataque, algunos prendieron velas y otros dejaron flores.

"Está muy bien que haya tanta gente y que aún esté abierto", declaró Marianne Weile, una danesa de 56 años.

En su mensaje de Navidad, el presidente alemán, Joachim Gauck, pidió a sus compatriotas "no cavar aún más en las divisiones", ni "condenar de manera general a un grupo de personas", en alusión a los refugiados.

En Francia, más de 90.000 policías, gendarmes y militares, fueron movilizados en todo el país.Navidad en Alepo

En Siria, la comunidad católica de Alepo celebró la primera misa en cinco años en la catedral maronita San Elías, en la ciudad vieja, dos días después del anuncio del régimen de Bashar al Asad de la reconquista total de los barrios controlados por los rebeldes en la segunda ciudad siria.

En el vecino Irak, también inmerso en un violento conflicto contra el grupo Estado Islámico, los cristianos celebraron la primera misa en una iglesia de Bartalla desde la reconquista de esta ciudad cercana a Mosul que estaba en manos del grupo yihadista.

"Nuestro mensaje es que nos quedamos en este país en donde están nuestras raíces y nuestros orígenes", explicó el padre Saadi a la AFP.

El patriarca caldeo Luis Rafael I Sako, pidió la ayuda de la comunidad internacional y exhortó a regresar a los cristianos de Irak que huyeron durante la ofensiva de Estado Islámico en 2014.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios