Jueves, 18.01.2018 - 07:04 h

La Comunidad Judía de Madrid reclama un monumento a los republicanos que fueron llevados a campos de concentración nazis

La Comunidad Judía de Madrid reclama un monumento a los republicanos que fueron llevados a campos de concentración nazis

"La Comunidad Judía de Madrid desea que haya algún tipo de monumento a los republicanos españoles que fueron llevados a los campos de trabajo que, en realidad, eran campos de la muerte", ha dicho, seguido de aplausos.

Tras señalar que la comunidad judía tiene que "hacerse conocer" y "normalizar el hecho judío en Madrid y en España", ha anunciado que, con el apoyo de un grupo de voluntarios liderados por el exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, está trabajando en "el establecimiento de un museo judío en España, aquí en Madrid, de dimensiones internacionales, que celebrará no solo el judaísmo sino también la diversidad y los derechos humanos", con el objetivo de abrir en 2020.

Hatchwell ha lamentado que "siguen existiendo muchísimos países y sociedades absolutamente intoxicadas por un antisemitismo arraigado hacia todo lo judío y por ende hacia el Estado judío", así como que "en Europa, y especialmente en nuestro país, en España, ha habido una oleada despreciable de campañas destinadas a boicotear a Israel, que se disfrazan con discursos políticos humanitarios de supuesto apoyo propalestino pero no son más que una forma nueva de antisemitismo".

"Ese antisemitismo brota en las redes sociales, en las tertulias, en los discursos de extrema derecha y de extrema izquierda radical e ignorante", ha agregado, para defender que "la única manera de combatir la intolerancia es a través del compromiso de nuestros líderes políticos, códigos básicos de nuestros medios de comunicación y reformas legales para actuar de manera efectiva contra a incitación al odio y la banalización y negación de la Shoá (Holocausto)".

"ESFUERZO EDUCATIVO"

El embajador de Israel, Daniel Kutner, ha pedido un "esfuerzo educativo para que los jóvenes entiendan que hace solo dos generaciones, aquí en Europa, que pretendía galardonarse con el título del continente más civilizado del mundo, seis millones de judíos y desdichados miembros de otros colectivos considerados indeseables fueron exterminados con extrema crueldad, sistemática y premeditadamente por los nazis, sus aliados y colaboradores".

Asimismo, ha señalado que "las potencias que combatían en la guerra no hicieron lo que moralmente se exigía para frenar la máquina de la muerte", es decir, "el mundo calló".

"¿Acaso es posible otra persecución masiva de judíos en el mundo actual?", se ha preguntado, para responder que para que no suceda es necesario "mantener la memoria de los que sucedió", al tiempo que ha reivindicado "educación, lucha intransigente contra el antisemitismo y contra todo tipo de prejuicios y racismo y defensa de todo Israel, el único estado judío del mundo".

A su juicio, "ese es el compromiso que deben asumir todas las personas de buena voluntad en este día de recuerdo del Holocausto", con motivo de la liberación de Auschwitz .

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha instado a "mantener la guardia alta para que el fanatismo no prospere", al tiempo que ha afirmado que "ninguna pretensión de supremacía nacional, racial, ideológica, religiosa puede ser instigada o disculpada".

"Ninguna forma de extremismo puede ser aceptada como opción política o social", ha señalado Cifuentes, quien ha manifestado "el orgullo de la Comunidad de Madrid de ser un espacio con profunda vocación de convivencia y de respeto por la pluralidad", para señalar que desde el Gobierno regional trabajan para "profundizar a diario en esas señas de identidad".

En este sentido, se ha referido a iniciativas legislativas como la Ley de Delitos de Odio o la Ley de Víctimas del Terrorismo, remitidas por el Gobierno regional a la Asamblea de Madrid, en la línea de "atajar todo indicio de intransigencia y fomento del respeto en la educación de niños y jóvenes".

Además, ha recordado que en la Comunidad se difunde la memoria del Holocausto con proyectos de formación de docentes o una biblioteca específica sobre el mismo, que ya cuenta con un millón de títulos.

Por su parte, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, ha señalado la necesidad de mantenerse "firmes y alerta frente a quienes pretenden acabar con los valores de nuestra civilización europea".

El acto ha contado con la intervención de una superviviente del Holocausto, Annette Cabelli, originaria de la ciudad griega de Salónica, desde donde fue deportada al camponazi de Auschwitz, en Polonia, en un "tren de bestias".

Tras relatar su experiencia en tres campos de concentración, ha manifestado su deseo de que "nunca más" se pueda volver a ver algo así, y ha recordado que hay pueblos que niegan que eso haya existido.

Ahora en portada

Comentarios