Domingo, 31.05.2020 - 10:18 h
Foro de La información con Inditex

Rentabilizar la sostenibilidad es el reto que han de afrontar ahora las empresas

Los grandes inversores financieros amenazan con desinvertir en aquellas entidades que no actúen contra el cambio climático.

Foro de La información con Inditex, 'Sostenibilidad'.
Foro de La información con Inditex, 'Sostenibilidad'.

Todas las empresas deben buscar fórmulas para hacer rentable la sostenibilidad, un camino que no tiene vuelta atrás y en el que jugará un papel fundamental la conciliación de ambos parámetros. Así, tendrán que ser capaces de obtener un rendimiento económico cada vez mayor de sus actuaciones responsables, como ya lo hacen algunas con proyectos de descarbonización en el sector del automóvil, trazabilidad en las cadenas de alimentación o buen gobierno en la banca, que terminan mejorando la rentabilidad en sus cuentas de resultados.

Así lo pusieron de manifiesto los expertos participantes en el foro sobre “Las empresas como concienciadoras medioambientales: ¿realidad o reto?”, organizado por La Información, con la colaboración de Inditex. El encuentro fue moderado por José Antonio Navas, adjunto al director del diario, y contó con la participación de Mónica Oviedo, responsable de Gestión de Sostenibilidad de Iberdrola; Antonio Calvo Roy, director de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Red Eléctrica; Paula Bartolomé, responsable de Comunicación Corporativa, Interna y Relaciones Institucionales de Grupo PSA España y Portugal; Carlos de la Iglesia, director de Comunicación y Desarrollo Corporativo de Microsoft; y Nino Herrería, managing director de Accenture Strategy.

Según afirmó Nino Herrería, de Accenture Strategy, la única manera que tienen las empresas de avanzar en el camino de la sostenibilidad es “conciliar responsabilidad con rentabilidad”. Una senda en la que, además, no solo se ven impulsadas por las crecientes exigencias de los consumidores en este sentido, sino también por las de los nuevos inversores, como apuntó Mónica Oviedo, de Iberdrola. “Éstos tienen ahora muy en cuenta el hecho de que las compañías dispongan de una estrategia real y unos objetivos de sostenibilidad, y desarrollen actuaciones concretas para conseguirlos”. Antes, los inversores “preguntaban únicamente por las variables financieras de una empresa”, mientras que ahora “se interesan cada vez más por las acciones de responsabilidad que ésta desarrolla y, si no existen, amenazan con dejar de invertir en ella”.

Nino Herrería, managing director de Accenture Strategy
Nino Herrería (Accenture Strategy).

Además, las empresas no solo deben preocuparse por sí mismas, sino también por contribuir con su ejemplo a concienciar a la población. Como señaló Antonio Calvo, de Red Eléctrica, tenemos que actuar de forma responsable y potenciar la sostenibilidad, porque no se trata solo de ganar dinero y retribuir adecuadamente a los accionistas, sino también de garantizar que dentro de unos años vamos a poder seguir haciendo negocios”.

En este sentido, Paula Bartolomé, de PSA, aseguró que los objetivos de sostenibilidad del sector del automóvil son muy exigentes porque está en juego “la supervivencia de las marcas y de las fábricas”. Y pidió mayores “apoyos e incentivos por parte de la Administración”, entre otras cuestiones para la penetración entre la población del vehículo eléctrico, uno de cuyos principales obstáculos es la falta de puntos de recarga. Por su parte, Carlos de la Iglesia, de Microsoft, advirtió que “solo se puede potenciar la sostenibilidad con innovación y tecnología”.

Paula Bartolomé, Grupo PSA España y Portugal
Paula Bartolomé (Grupo PSA España y Portugal).

Principales actuaciones

Según explicó Mónica Oviedo, el sector privado jugará un papel muy relevante en los próximos 11 años en el marco de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, aprobada por la ONU en 2015 y que comprende 17 objetivos, “En Iberdrola estamos muy bien posicionados para abordar el gran reto de descarbonizar la economía y electrificarla con energías renovables, para luchar contra el cambio climático, además de dar acceso a la electricidad a muchas personas que aún no lo tienen”.

Además, la compañía quiere servir de “ejemplo y tracción a nuestros proveedores y a otras pequeñas y medianas empresas para cambiar la manera en que se hacen las cosas”. En este trayecto, Oviedo puso también en valor “el movimiento de los jóvenes en la lucha contra el cambio climático y sus crecientes exigencias para que las actuaciones de las empresas en este sentido no constituyan un simple decorado”.

Mónica Oviedo, gestión de sostenibilidad de Iberdrola.

Mónica Oviedo (Iberdrola).

La directiva de Iberdrola aseguró que “el coste de no actuar contra el cambio climático sería mucho mayor que el de actuar”. Y adelantó que “en Iberdrola tenemos muchos proyectos de energía eólica marina, porque en España ya no queda mucho espacio para los molinos de viento en tierra”.

Antonio Calvo afirmó que todas las empresas se están concienciando e introduciendo la sostenibilidad en sus estrategias “porque ven que se juegan los cuartos”. Y constató que, tanto en el mundo empresarial como en el político, “la realidad económica te acaba pudiendo”. A continuación, explicó que el compromiso de Red Eléctrica se centra en cuatro áreas: “anticipación y acción para el cambio, descarbonización, implicación de toda la cadena de valor, y potenciación del mundo rural”.

A su juicio, “España cuenta con grandes posibilidades de negocio porque, por primera vez, tiene buenas cartas en este tema: el sol y el viento son ya más baratos que las energías fósiles”. Y, en este sentido, apuntó que en nuestro país “la energía solar tiene en estos momentos más recorrido de crecimiento que la eólica”.

Antonio Calvo Roy, director de Sostenibilidad de REE
Antonio Calvo (Red Eléctrica Española).

Paula Bartolomé recordó que el sector de la automoción suele aparecer como el gran causante del cambio climático, pero añadió que “los coches producen solo el 13% de las emisiones, y un 80% de este porcentaje (el 10%) proviene del 20% de vehículos más antiguos, por lo que la medida más eficaz sería renovar el parque, que tiene una edad media de 12 años”.

A continuación, aseguró que en el Grupo PSA el tema medioambiental siempre ha sido un eje estratégico. “Según Greenpeace somos el fabricante que menos emisiones de CO2 emite y para lograrlo hemos trabajado en dos ámbitos: en la disponibilidad de datos de emisiones que se acerquen a los reales y en el desarrollo de soluciones tecnológicas más allá de gasolina y diésel, es decir, en electrificación. Para el grupo, España juega un rol fundamental en esta estrategia, ya que somos el único fabricante que vamos a producir vehículos 100% eléctricos en nuestras 3 fábricas: ya lo hacemos en Zaragoza y Vigo y, próximamente, también en Madrid”. Además, el sector “tiene que cumplir unas normativas europeas muy exigentes, que nos exigen reducir emisiones en un 30% de CO2 en 5 años y, casi, en un 50% en 10 años”.

Por otra parte, “nuestra contribución al medio ambiente no solo se limita a los coches, sino que también apostamos por la micro-movilidad, con patinetes, bicis y motos eléctricas, y ofrecemos servicios innovadores de movilidad. También trabajamos para concienciar a los empleados, concesionarios y clientes con charlas, incentivos y ayuda en los puntos de recarga”.

Más tecnología

Carlos de la Iglesia explicó que Microsoft considera la gestión de la sostenibilidad como un componente fundamental para generar confianza entre sus clientes e intrínsecamente ligado a la tecnología. “Por ejemplo, hemos conseguido que nuestros centros de datos sean libres de CO2 en un 60% y estamos trabajando para llegar al 100%. Además, estamos investigando la posibilidad de crear un contenedor para sumergirlo en el mar, con lo que eliminaríamos la necesidad de refrigeración.

Carlos de la Iglesia, desarrollo corporativo de Microsoft
Carlos de la Iglesia (Microsoft)

Otro de los campos de actuación de Microsoft es el desarrollo de tecnologías y soluciones que mejoren la gestión medioambiental de sus clientes. Así como la incorporación de inteligencia artificial. “Según estudios que hemos realizado, su uso en soluciones de gestión medioambiental va a permitir reducir los gases de efecto invernadero alrededor de un 4%. Y su papel será destacado en la evolución hacia edificios y empresas más eficientes en el uso de energía y menos contaminantes. En general, la aplicación de inteligencia artificial en soluciones que tengan que ver con la sostenibilidad podría generar un incremento del 5% en el PIB mundial”.

Nino Herrería se hizo eco de un estudio de Accenture, en el que participaron 1.000 CEOs de 27 sectores económicos, que confirma que la sostenibilidad jugará un papel muy importante en la estrategia de las empresas durante los próximos años. “Un 75% de los entrevistados cree que tienen que trabajar mucho más en la imagen que proyectan hacia la sociedad y los accionistas, para generar confianza, transparencia y buen gobierno. Pero solo un 20% dice que está haciendo cosas en este sentido, por lo que aún queda mucho recorrido en este ámbito”.

Herrería aseguró que “luchar contra el cambio climático no supondrá que las empresas ganen menos dinero, porque la sostenibilidad generará nuevos ingresos”. Y en este sentido, se hizo eco de las ventajas de la economía circular, “que puede generar fuentes de ingresos adicionales de hasta 4.500 millones de euros”. De cualquier manera, a juicio de este experto, las empresas solo podrán cumplir sus objetivos de sostenibilidad si son capaces de conciliar “lo rentable con lo responsable”.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING