Sábado, 18.11.2017 - 05:16 h

Sanidad suspende la vacunación contra el tétanos al declarar su desabastecimiento

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha confirmado que la medida es temporal, y que la población española no está en riesgo.

Las productoras del fármaco preparan un plan urgente, tras reunirse con la Comisión Nacional de Salud para abastecer a los pacientes. También se buscarán dosis en países limítrofes.

La vacunación contra el tétanos y la difteria, suspendida temporalmente.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha confirmado oficialmente lo que varias Comunidades autónomas venían advirtiendo desde hace meses. A instancias del Ministerio de Sanidad, la mencionada entidad ha informado que éste declara el desabastecimiento de la vacuna de tétanos y difteria (denominada vacuna Td).

Te puede interesar: La guerra de las vacunas contra la gripe enfrenta a médicos y enfermeros con los farmacéuticos

Te puede interesar: La Comisión de Salud Pública acuerda el uso hospitalario de la vacuna de la varicela

Las compañías productoras del medicamento en nuestro país, Sanofi y GSK, se habían reunido el pasado día 9 con la Comisión de Salud Pública, que depende del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), para intentar adoptar un plan de urgencia para atajar el problema.

Te puede interesar: La escasez de vacunas contra la meningitis provoca listas de espera en las farmacias

Entre la medidas adoptadas, se ha decidido suspender temporalmente de la dosis de recuerdo con Td a adolescentes y a adultos, y priorizar la aplicación de la vacuna en profilaxis post-exposición ante heridas tetanígenas.

"Desde las autoridades de salud pública se emitirán indicaciones específicas para la primovacunación en adultos, tras valoración del riesgo individual", destaca el acuerdo de la Comisión, según ha tenido acceso el portal Redacción Médica.

El Ministerio de Sanidad, de todos modos, ha confirmado que la suspensión temporal no implica riesgo para la población. Según ha informado la Amps, "las personas que necesiten dosis, por valoración del riesgo individual, dispondrán de la vacuna”.

Por delante asoma un programa para que las farmacéuticas puedan conseguir un mayor número de dosis de vacuna Td. Todo, de cara a lo que queda de 2017 y los años venideros. Una de las alternativas también pasa por 'importar' vacunas de otros países limítrofes.

Para ello, el Ministerio de Sanidad español ya se ha contactado con otras compañías en el extranjero para conocer su disponibilidad de vacunas, y si disponen de ellas, gestionar de manera ágil su comercialización o utilización en España.

La vacuna contra el tétanos y la difteria busca erradicar los efectos de enfermedades consideradas muy graves. Las personas que se infectan suelen tener complicaciones graves. La vacuna Td se utiliza para proteger a adolescentes y adultos de estas dos enfermedades.

Tanto la difteria como el tétanos son infecciones que causadas por bacterias. La difteria se propaga de persona a persona a través de las secreciones de la tos o los estornudos. La bacteria que causa tétanos entra en el cuerpo a través de cortes, raspones o heridas.

El tétanos causa tensión y rigidez dolorosas en los músculos, normalmente en todo el cuerpo. Puede ocasionar rigidez de los músculos de la cabeza y del cuello, lo que impide abrir la boca, tragar o, en ocasiones, incluso respirar. La enfermedad mata aproximadamente a 1 de cada 10 personas infectadas, incluso después de recibir la mejor atención médica.

La difteria, por su parte, puede ocasionar que se forme una capa gruesa en la parte posterior de la garganta. Esto puede provocar problemas para respirar, insuficiencia cardíaca, parálisis, y la muerte. Antes de la creación de ambas vacunas se reportaban hasta 200.000 casos de difteria y cientos de casos de tétanos en los Estados Unidos, por ejemplo, todos los años. Desde que comenzó la vacunación, las notificaciones de casos de ambas enfermedades se han reducido en un 99%.

Cabe destacar que el problema de suministro de ambas vacunas no se padece solamente en España. Existe escasez de este tipo de fármacos en varios países del mundo. En el caso de nuestro país, no obstante, el desabastecimiento ha ocurrido no tanto por el menor número de unidades de fabricación, sino porque el componente Td se ha priorizado para vacunas hexavalentes y trivalentes con tos ferina.Cántos afectados hay en España

En España se declaran 40 casos de tétanos al año. La enfermedad está causada por una bacteria (Clostridium tetani) que puede habitar en cualquier lugar pero que suele encontrarse en el suelo y en el intestino del hombre y los animales, por lo que el origen a menudo es el polvo o tierra contaminados por excrementos.

La enfermedad está producida por una toxina que fabrica el microorganismo cuando se encuentra ya dentro del sujeto que ha sufrido la herida. Cuando la toxina se extiende por el cuerpo, provoca violentos espasmos del cuello, brazos, piernas y abdomen.

Tras una incubación que puede durar pocos días o varias semanas, aparece dolor de cabeza, fiebre y contracturas y espasmos musculares, habitual-mente empezando por las mandíbulas. Las contracciones son violentas, pudiendo incluso causar fracturas en los pacientes afectados. Pese al tratamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos la mortalidad es muy alta (30-40%)

Se adquiere a través de heridas en la piel. Aunque a menudo se desconoce la puerta de entrada, las más habituales son heridas, especialmente si son heridas profundas, con mucha destrucción de tejidos, sucias, contaminadas, que tardan en ser atendidas, congelaciones, quemaduras. También por intervenciones quirúrgicas de abdomen y miembros inferiores, pinchazos accidentales y uso de dogas inyectadas. En el tétanos neonatal la puerta de entrada es la cicatriz umbilical.¿Cómo se aplica la vacuna?

La vacuna del tétanos es vía intramuscular. Puede aplicarse en la nalga o en el brazo de los adultos. Se administra en varias presentaciones diferentes. A los bebés se les administra en la pierna a los 2, 4 y 6 meses.

No protege contra la infección pero sí contra los efectos de la toxina que la bacteria produce. Por ello se llama toxoide, como todas las vacunas que protegen contra una toxina fabricada por un microorganismo más que contra el propio germen. La vacunación antitetánica consta de tres dosis iniciales, un refuerzo un año después de la tercera dosis y recuerdos periódicos posteriores.

A los bebés se les aplica la vacuna hexavalente, administrada a los 2, 4 y 6 meses, que recibe ese nombre porque incluye protección para seis enfermedades: el tétanos, la difteria, la poliomielitis, la tos ferina o pertussis, el Haemophilus influenzae tipo B y la hepatitis B.

A los 18 meses se administra dentro de la vacuna pentavalente, que sirve para prevenir cinco enfermedades, las mismas que la hexavalente pero sin la dosis de hepatitis B. Después, a los 4 a 6 años, se administra dentro de la vacuna trivalente, junto a la difteria y la tos ferina.

Finalmente, a los 11-12 años, se administra en la vacuna Td, junto a la difteria, en una vacuna que hasta ahora era de elección a partir de los 7 años (cuando un niño o niña no se había vacunado nunca del tétanos o le faltaban dosis), pero que probablemente quede reservada sólo para los adultos al recomendarse que, a los 11-12 años, se administre también la vacuna trivalente.

Ahora en portada

Comentarios