Martes, 12.12.2017 - 09:31 h

Vitoria dispondrá de 80 nuevas plazas en comedores de mayores tras la ampliación de la cocina del centro San Prudencio

El Ayuntamiento de Vitoria ha anunciado este miércoles que tras la finalización de las obras de ampliación de la cocina central del Centro Integral de Atención a Mayores (CIAM) de San Prudencio, abrirá los nuevos comedores que ha habilitado en el centro de mayores de Lakua-Arriaga y en el servicio de atención diurna de Olárizu (Adurza) y ampliará el número de plazas de los comedores de Coronación y San Prudencio, por lo que contará con 80 nuevas plazas.

En un comunicado, el departamento de Políticas Sociales y Salud Pública ha informado de que el 11 de enero abrirá el nuevo comedor que ha habilitado en el centro de mayores de Lakua-Arriaga y el 1 de febrero se estrenará el ubicado en el servicio de atención diurna de Olárizu (Adurza), cada uno de ellos con 40 nuevas plazas.

Hasta ahora estos comedores no podían abrir debido a que la cocina central de San Prudencio, donde se elaboran de los menús, estaba siendo objeto de obras de ampliación e instalación de nueva maquinaria -como un abatidor de temperaturas- sin la que es imposible su puesta en marcha.

Además de la apertura del comedor de Lakua-Arriaga, el 11 de enero también se producirá una ampliación del número de plazas de los comedores de Coronación y San Prudencio, que desde esa fecha dispondrán de 20 plazas más, cada uno de ellos.

"La activación y mejora de todos estos servicios vendrá acompañada de la contratación de nuevo personal de cocina y comedor, además del refuerzo de trabajadoras encargadas de la gestión de las reservas", ha destacado el concejal Peio López de Munain.

A partir del 16 de enero quedará abierto el plazo de reservas para el comedor de Olárizu. Para darlo a conocer, el servicio municipal de Personas Mayores realizará una campaña de difusión en el barrio de Adurza, en centro sociocultural de mayores de San Cristóbal y en el centro de salud.

COMIDAS A DOMICILIO

Por otra parte, con la conclusión de las obras de la cocina central de San Prudencio, el departamento de Políticas Sociales y Salud Pública también estará en disposición de ampliar de 100 a 180 el número de comidas a domicilio, "si es que hicieran falta, con lo que mejora su capacidad de respuesta a las necesidades de las personas mayores".

"Con la apertura de nuevos comedores, ampliación de algunos ya existentes y el incremento de plazas de la comida a domicilio, dejamos bien clara cuál es nuestra apuesta: que nuestros mayores sigan viviendo en su entorno porque creemos que es donde mejor se sienten", ha señalado López de Munain.

Asimismo, ha recordado que la institución no tiene la obligación de prestar el servicio de comedor, ya que no está incluido en la cartera de servicios y prestaciones, pero el Consistorio apuesta por su mantenimiento y el incremento de la oferta de plazas "porque sabemos que sirven de gran apoyo a estas personas, además de ser una fuente de mejora de su calidad de vida".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios