Martes, 21.11.2017 - 07:54 h

LAS COMPLICACIONES CARDÍACAS CAUSAN UN TERCIO DE LAS MUERTES ASOCIADAS A LA NEUMONÍA

Las complicaciones cardíacas causan un tercio de las muertes asociadas a la neumonía, ya que las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio, una insuficiencia cardíaca, un accidente cerebrovascular o un ictus aumentan de forma significativa en aquellas personas que han tenido una neumonía, según una investigación de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) dada a conocer este martes.
La relación de la neumonía adquirida en comunidad (NAC) con las enfermedades cardiovasculares es el eje de una investigación de la Separ que lleva por título ‘¿Es la NAC un nuevo factor de riesgo cardiovascular?’.
La doctora Rosario Menéndez, neumóloga y secretaria del programa de investigación en Infecciones de esta sociedad médica, explicó que “estudios de base poblacional demuestran una asociación entre infección respiratoria y posterior aparición de infarto. Hasta un 10% de pacientes hospitalizados por NAC desarrollan eventos cardíacos isquémicos además de otras complicaciones durante el ingreso hospitalario. Hasta un tercio de las muertes al año de hospitalización por NAC son debidas a eventos cardiovasculares, incluso en aquellos sin patologías cardiacas conocidas previas”.
La elevada prevalencia de arritmias cardíacas después de un episodio de neumonía y el momento en el que se produce esta asociación también sugieren que la neumonía es la causa de esas arritmias. Según el estudio de la Separ, el riesgo de complicaciones cardíacas es mayor a los pocos días del diagnóstico de neumonía; casi el 90% de los eventos se dan dentro de los siete días del diagnóstico, y más de la mitad es identificado dentro de las primeras 24 horas.
Estudios que han comparado a pacientes mayores de 65 años con neumonía con pacientes de control de la misma edad durante diez años, han mostrado que los enfermos de neumonía tienen un nivel elevado de contraer enfermedad cardiovascular durante todo este periodo. Eso sí, el riesgo disminuye con el tiempo: mientras la probabilidad de desarrollar enfermedad cardiovascular en los primeros 30 días tras la infección por NAC era cuatro veces superior que en el grupo de control, en el décimo año era poco menos del doble.
Además, estudios clínicos sugieren que los pacientes con insuficiencia cardíaca tienen reducida su respuesta inmunológica, y la evidencia experimental indica que la congestión pulmonar puede promover el crecimiento de bacterias comunes como ‘Streptococcus pneumoniae’ y ‘Staphylococcus aureus’ en los pulmones.
Por ello, la doctora Menéndez aconsejó que “para prevenir la neumología adquirida en comunidad es fundamental la vacunación antineumocócica y antigripal, y la concienciación del paciente para que deje de fumar”. También puede ayudar una buena higiene dental, sobre todo en personas mayores y con otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular como la diabetes, el tabaquismo o el colesterol alto.

Ahora en portada

Comentarios