Sábado, 16.12.2017 - 16:07 h

Debbie Reynolds, actriz y madre de Carrie Fisher, muere un día después que su hija

Una unidad móvil de emergencias se había desplazado horas antes hasta la vivienda de su hijo, Todd Fisher, ubicada en Beverly Hills en la que se encontraba Reynolds cuando comenzó a encontrarse mal. La llamada a emergencias se registró pasadas las 13.00 horas (las 22.00, hora peninsular española).

El propio hijo de Reynolds ha confirmado el fallecimiento de la actriz, de 84 años, que se encontraba organizando la celebración del funeral de Carrie Fisher, que falleció el martes a los 60 años tras sufrir un infarto en un avión.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios