Domingo, 24.02.2019 - 01:04 h

La ecografía vascular en 3D es "más precisa" a la hora de identificar el riesgo cardiovascular, según un estudio

La ecografía tridimensional vascular es una técnica de imagen "factible, reproducible y novedosa" para cuantificar de forma precoz la carga ateroesclerótica global que ayuda a identificar el riesgo cardiovascular, y ahora se ha demostrado que es "más precisa" que las técnicas bidimensionales a la hora de estimar esta carga, según el estudio 'Progression of Early Subclinical Atherosclerosis' (PESA) CNIC-Santander, que se ha publicado en 'The Journal of the American College of Cardiology'.

La ecografía vascular en 3D es "más precisa" a la hora de identificar el riesgo cardiovascular, según un estudio

"Este nuevo método es válido para obtener una imagen de la carga de aterosclerosis periférica (carótidas y femorales) desde las etapas tempranas a las más avanzadas de la enfermedad, pudiéndose aplicar en la identificación de aquellos individuos con un mayor riesgo y así ofrecer tratamientos más dirigidos y monitorizarlos", ha explicado el director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) y autor principal de la investigación, Valentín Fuster.

Para el estudio PESA, los investigadores del CNIC exploraron las regiones más significativas desde el punto de vista de la aterosclerosis de las arterias carótidas y femorales (un segmento arterial de unos 6cm de longitud centrado en el bulbo carotideo y en la bifurcación femoral) de forma bilateral y de manera tridimensional. En este sentido, los resultados de la investigación mostraron que la carga global de aterosclerosis en las personas analizadas (edad media 45 años) es dos veces más alta en hombres que en mujeres (63,4 milímetros cúbicos frente a 25,7), y también más elevada en las arterias femorales que en otros territorios vasculares, además de que aumenta con la edad.

"Hasta este momento éramos capaces de predecir de forma grosera el riesgo de la población general de presentar un problema cardiovascular mayor (infarto o ictus) mediante el estudio de los factores de riesgo clásicos (niveles de colesterol, hipertensión, tabaquismo, etc..) y, sin embargo, a nivel individual esta predicción no es muy precisa", ha subrayado el director de investigación Clínica de CNIC y cardiólogo en el hospital universitario Fundación Jiménez Díaz, Borja Ibáñez.

"Con la visualización directa de la enfermedad (presencia de placas de aterosclerosis) y cuantificación de su extensión en el cuerpo seremos capaces de mejorar esta predicción. La presencia y extensión de enfermedad nos dice de forma directa como afectan los factores de riesgo a las arterias de cada individuo", ha añadido.

No obstante, la aplicación técnica de la ecografía tridimensional vascular se encuentra todavía en fase de investigación y "se necesitan más estudios para evaluar la utilidad de este nuevo método que lo comparen con los métodos tradicionales", según el doctor Fuster. Sin embargo, ya hay una serie de áreas en las que ha demostrado ser clínicamente prometedora, incluyendo la cuantificación del volumen de la placa aterosclerótica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios