Domingo, 19.11.2017 - 11:44 h

El Virgen del Rocío renueva su apuesta por la calidad de la asistencia con la certificación de 14 unidades

Marina Álvarez ha presidido la entrega de las distinciones a los equipos de profesionales que han acreditado su compromiso con la excelencia

El Virgen del Rocío renueva su apuesta por la calidad de la asistencia con la certificación de 14 unidades

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla renueva su compromiso con la calidad de sus servicios con la certificación de 13 unidades asistenciales y la unidad de formación continuada. Estas unidades han logrado acreditar su calidad tras superar el proceso de certificación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, entidad dependiente de la Consejería de Salud, que valora estándares referidos, entre otros aspectos, a la organización de la actividad de las unidades, la accesibilidad a la asistencia de los pacientes, la investigación aplicada a los resultados en salud, la seguridad, etcétera.

En este sentido, este miércoles se ha celebrado el acto de entrega de los distintivos de calidad a estas 14 unidades, presidido por la consejera de Salud, Marina Álvarez, a quien han acompañado la directora gerente del Servicio Andaluz de Salud, Francisca Antón; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Sevilla, María Ángeles Fernández; el director de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, Antonio Torres; y la directora gerente del hospital, Nieves Romero.

Álvarez ha tenido palabras de reconocimiento al esfuerzo y la dedicación de los profesionales y ha destacado que "esta certificación voluntaria muestra un paso más en el avance de la calidad en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, en su capacidad de lograr buenos resultados en salud y satisfacción ciudadana, que son nuestros objetivos finales". "Vosotros y vosotras sois la representación tangible de la calidad que ofrece nuestro sistema, público, universal, accesible y solidario", ha añadido.

La consejera ha hecho entrega en el mismo hospital de los certificados de calidad a las unidades de gestión clínica (UGC) de Hematología; Oncología Médica, Radioterápica y Radiofísica; Neonatología; Neurología y Neurofisiología; Neumología y Cirugía Torácica; Urología y Nefrología; Medicina Interna; Endocrinología y Nutrición; Cuidados Intensivos y Urgencias Pediátricas; Farmacia; Cirugía General; y Ginecología y Patología Mamaria. En este mismo acto también han recibido la distinción de calidad la Unidad de Formación Continuada del hospital y la UGC Aparato Digestivo, que comparte su labor asistencial con el Hospital Virgen Macarena.

La UGC Ginecología y Patología Mamaria, en particular, ha conseguido mejorar su nivel de calidad en solo tres meses desde su primera certificación, alcanzando el nivel óptimo, el segundo de los tres niveles de calidad previstos por el Modelo Andaluz de Calidad, y que solo poseen 12 unidades asistenciales en toda Andalucía, 24 en total contando las que no prestan asistencia.

Para todos los profesionales que pertenecen a estas unidades, la consejera ha tenido palabras de agradecimiento y de enhorabuena, destacando especialmente "el esfuerzo que hacéis cada día para mejorar la calidad de vuestro trabajo". El trabajo de los profesionales de este hospital sevillano ha dado como resultado la certificación de 16 unidades y de 344 profesionales. Además, otros 871 profesionales están actualmente en proceso de certificación con la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, unos datos que ponen de manifiesto la apuesta por la calidad y la excelencia en la prestación de los servicios públicos sanitarios que se realiza en este centro.

De manera general, las unidades que este miércoles han recibido el certificado han destacado a lo largo de sus diferentes procesos de certificación en la orientación a la obtención de resultados, la evaluación interna de los mismos y la implicación del equipo, todos ellos factores esenciales en la mejora continua y característicos de las unidades que afrontan con éxito un proceso de certificación. También las acciones encaminadas a la continuidad asistencial y la accesibilidad se ponen de manifiesto en casi todos los procesos de acreditación, todas ellas dirigidas a mejorar y facilitar la calidad de la asistencia sanitaria, implicando un esfuerzo de organización en las unidades y entre los diferentes niveles asistenciales.

La seguridad del paciente es otro aspecto destacado, con iniciativas puestas en marcha para la comunicación entre profesionales en el traspaso de información de los pacientes, la prescripción farmacéutica segura y la monitorización de indicadores de seguridad, aspecto este último que facilita la toma de decisiones para disminuir los riesgos y las complicaciones relacionadas con la asistencia sanitaria. Además, se ha valorado especialmente la labor desarrollada en relación al uso seguro de antibióticos, gracias al Programa Institucional para la Optimización de los Antimicrobianos (PRIOAM), que ofrece un valioso apoyo para la toma de decisiones en el tratamiento de las enfermedades infecciosas.

En este sentido, cabe destacar también la labor del hospital en la lucha contra el dolor, que la misma Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, a través del Observatorio para la Seguridad del Paciente, ha reconocido con la concesión del distintivo 'Centros contra el dolor' a las unidades de Oncología Pediátrica y de Cuidados Intensivos y Urgencias Pediátricas.

Casi todas las unidades cuentan también con resultados interesantes en materia de investigación, un elemento especialmente valorado, por cuanto significa la traslación a la práctica clínica de los resultados de un trabajo de investigación previo y la publicación de sus resultados en revistas de impacto. En este sentido, destaca la estrecha colaboración de estas y del resto de las unidades del hospital con el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) para el impulso de la investigación biomédica.

Pero si hay algo que destaca en estas unidades y que suele ser común en las unidades que culminan con éxito sus diferentes procesos de certificación es la implicación de sus profesionales y la orientación a la mejora continua. Como lo es también el esfuerzo en la detección de áreas de mejora como oportunidades para mejorar cada unidad. En los 14 procesos de acreditación reseñados se han detectado 1.708 áreas de mejora, que han supuesto importantes procesos de reflexión y de superación, pues un 83% de las mismas se ha superado. Estas áreas de mejora nacen de la introspección y el análisis, puede que sin pasar por un proceso de acreditación no se hubieran percatado las unidades de que algo no se hacía bien, de ahí la importancia de la certificación no como meta sino proceso y como camino de mejora continua.

CERTIFICACIÓN DE UNIDADES ASISTENCIALES

La mayoría de unidades que este miércoles han recibido el reconocimiento de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía han superado el proceso de certificación con un programa específico dirigido a unidades de gestión clínica del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA). Dicho programa contempla un centenar de estándares de calidad, recogidos en el correspondiente manual de certificación disponible en la página web de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (www.juntadeandalucia.es/agenciadecalidadsanitaria), así como en la aplicación informática de soporte a la certificación, ME_jora C. Por su parte, la Unidad de Formación Continuada lo ha hecho con el programa de certificación de unidades y centros de formación continuada.

En la actualidad, un total de 548 centros y unidades sanitarias andaluzas cuentan con este sello de calidad y, entre ellos, 395 unidades del SSPA lo han hecho con el programa de certificación de UGC, recientemente renovado. Además, la ACSA cuenta con otros programas de certificación específicos para unidades y servicios de laboratorio, diagnóstico por imagen, hemodiálisis y urgencias y emergencias, que han permitido abarcar un número cada vez mayor de procesos de certificación, llegando a cubrir más del 50 por ciento de las unidades de gestión clínica del SAS.

Ahora en portada

Comentarios