Martes, 21.11.2017 - 02:04 h

Algunos desinfectantes inhiben la energía celular y alteran la reproducción

Un nuevo estudio in vitro realizado por investigadores de la Universidad de California en Davis, en Estados Unidos, indica que los compuestos de amonio cuaternario o quats, usados como agentes antimicrobianos en productos domésticos comunes, inhiben las mitocondrias, las potencias de la célula y las funciones estrogénicas en las células.

Algunos desinfectantes inhiben la energía celular y alteran la reproducción

Los quats se usan como antisépticos en pastas dentífricas, enjuagues bucales, pastillas, pulverizadores nasales, gotas para los ojos, champús, lociones, esponjas anticonceptivas y limpiadores domésticos, entre otros, como explican los investigadores en un artículo que se publicará este martes en la edición digital de 'Environmental Health Perspectives, una publicación del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental.

"Se ha demostrado que los desinfectantes que estamos aplicando sobre y en nuestros cuerpos y usando en nuestro medio, inhiben la producción de energía mitocondrial y la respuesta al estrógeno celular --afirma el bioquímico Gino Cortopassi de la Escuela de Veterinaria de la Universidad de California (UC) Davis--. Esto plantea preocupación porque la exposición a otras sustancias inhibidoras de la mitocondria, como rotenona y MPTP, se asocia con un mayor riesgo de enfermedad de Parkinson".

El estudio examinó una colección de 1.600 compuestos y fármacos de uso doméstico y farmacéutico, con múltiples medidas de la función mitocondrial y encontró que los quats inhibían la función mitocondrial y la señalización de estrógenos. Las mitocondrias son estructuras celulares críticas que generan energía.

Al igual que un tren que entrega su carga útil entre estaciones, los electrones pasan por cinco estaciones de la mitocondria para producir energía celular máxima. Si el tren se descarrila en cualquiera de esas paradas, no puede entregar su carga útil de energía por la línea para que la use la célula.

El equipo también encontró que los quats, a las mismas concentraciones que inhibían las mitocondrias, inhibían la señalización de estrógenos en las células. El estrógeno es una hormona sexual responsable de las características sexuales secundarias en las mujeres.

"Debido a que la exposición a los quats también está interrumpiendo la respuesta a la hormona sexual estrógeno en las células, también podría causar daño reproductivo en animales o seres humanos y otros han demostrado que los quats causan toxicidad reproductiva en los animales", señala Cortopassi.

DE LAS CÉLULAS A LOS MAMÍFEROS

Aunque el trabajo en UC Davis se ha realizado en células, no en mamíferos, un grupo de investigadores en Virginia Tech accidentalmente descubrió hace unos años que la exposición a quats a través de un desinfectante de laboratorio causó toxicidad reproductiva y redujo la fertilidad en ratones. También vieron recientemente un vínculo entre quats y defectos congénitos del tubo neural en ratones y ratas.

"Nuestro estudio en células proporciona un mecanismo para sus observaciones en animales de laboratorio --subraya Sandipan Datta, investigador postdoctoral en el laboratorio de Cortopassi--. Los efectos antiestrogénicos que vemos en las células podrían explicar la toxicidad reproductiva femenina que observaron, como menos ciclos de celo y menores tasas de reproducción".

Los quats han sido ampliamente utilizados como antisépticos tópicos y desinfectantes desde la década de 1940. Otros compuestos antisépticos, como el triclosán, se han retirado del mercado después de que la investigación en modelos animales demostrara que pueden afectar a la función muscular. Algunas empresas han estado buscando reemplazar triclosán con quats, cuenta Cortopassi, con la idea de que pueden estar creando un producto más seguro. La investigación demuestra que puede no ser la alternativa más segura.

Cortopassi dijo que es importante que su equipo lleve esta investigación al siguiente nivel en modelos animales, puesto que se necesitan más estudios para determinar cómo estos químicos pueden acumularse en los tejidos con su uso regular y para entender si la exposición a los quats afecta a la salud y la enfermedad en los seres humanos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios