Miércoles, 22.11.2017 - 05:18 h

Salud garantiza el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo con seguridad jurídica para mujeres y profesionales

IU pide a Marina Álvarez que "impulse" que la IVE se haga en hospitales públicos y que "sea una aliada" para "normalizar" este derecho

Salud garantiza el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo con seguridad jurídica para mujeres y profesionales

La Consejería de Salud garantiza que todas las mujeres puedan acceder a una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) con cargo a la sanidad pública y en condiciones de seguridad jurídica para las mujeres y los profesionales. Así lo ha resaltado la consejera de Salud, Marina Álvarez, en una respuesta parlamentaria este jueves.

La titular andaluza de Salud, en respuesta a una pregunta planteada en el Pleno por la diputada de IULV-CA Elena Cortés, ha subrayado que la sanidad pública andaluza garantiza la protección y eficacia de los derechos fundamentales de la mujer que solicita una interrupción voluntaria del embarazo acorde a la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, una norma que establece el marco normativo para ello.

Marina Álvarez ha recordado que las interrupciones voluntarias del embarazo, excepto aquellas que suponen riesgo para la vida de las pacientes, se realizan en la actualidad en un total de 13 clínicas concertadas, debidamente acreditadas y con años de experiencia.

Esta forma de provisión de servicios mediante conciertos, que contempla la Ley General de Sanidad y la Ley de Salud de Andalucía, se viene realizando sin problemas y "sin quejas de las usuarias", según ha añadido la consejera, quien ha subrayado que permite "preservar la intimidad de las mujeres y proteger la confidencialidad del proceso, "elementos cruciales para las mujeres, en estas circunstancias y, con la debida calidad y seguridad de las actuaciones".

A este respecto, la consejera de Salud ha destacado que "se garantiza, con controles de calidad y protocolos realizados por el sistema sanitario público, que aquellas mujeres que tengan que pasar por este proceso, reciban un trato respetuoso, sin discriminación, con plena autonomía y con información veraz por parte de los servicios públicos de salud".

Por su parte, Elena Cortés asegura que aunque se trata de un derecho de las mujeres, "no nos ha sido regalado y muchas seguimos luchando todos los días para que los derechos puedan ser materializados, una lucha que ha contado siempre con la oposición de una cultura patriarcal", e insiste en "por qué la sanidad pública no incorpora como práctica habitual la interrupción voluntaria del embarazo en hospitales públicos".

En este sentido, asegura que existen "tres provincias que no tienen clíncias concertadas", lo que obliga a las mujeres a desplazarse, "generando un sentimiento de culpa por esa sociedad patriarcal que las juzga permanentemente". Además, esto "genera una evidente situación de desigualdad", manifiesta Cortés.

Del mismo modo, ha informado de que el Partido Comunista de Andalucía ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas solicitando que las intervenciones "se hagan en hospitales públicos y que la formación en derechos sexuales y reproductivos de las mujeres incorpore la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho".

Por tanto, desde IU "le pedimos que la salud pública sea una aliada para combatir por tierra, mar y aire esa moral patriarcal y para normalizar el derecho de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo", y "le pedimos que dé ese impulso para que esté en la sanidad pública".

Ahora en portada

Comentarios