Miércoles, 22.11.2017 - 10:49 h

La Sociedad Andaluza de Neurología premia el pionero abordaje del ictus agudo del Hospital Reina Sofía

La Sociedad Andaluza de Neurología (SAN) ha premiado el pionero abordaje en el tratamiento de los pacientes con ictus agudo de toda Andalucía que se ha llevado a cabo en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Concretamente, el reconocimiento ha sido para las Unidades de Gestión Clínica de Neurología; la Unidad de Gestión Clínica de Radiología y Neuroradiología y al propio hospital.

La Sociedad Andaluza de Neurología premia el pionero abordaje del ictus agudo del Hospital Reina Sofía

La Junta ha indicado que este viernes se ha procedido a la entrega de estos reconocimientos en el salón de actos del centro hospitalario, al que han asistido la gerente del Hospital Reina Sofía, Marina Álvarez, el presidente de la SAN, Félix Viñuela, el director de la Unidad de Gestión de Clínica de Neurología, Juan José Ochoa, y el responsable de Neurorradiología intervencionista, Fernando Delgado.

El Hospital Reina Sofía fue pionero en Andalucía en este tipo de abordaje de los casos más graves de ictus, inicialmente con terapia trombolítica intravenosa y desde 2011 con una intervención endovascular, recibiendo en los últimos años, pacientes de todas las provincias de Andalucía.

"El tratamiento del ictus en su fase aguda ha incorporado nuevos avances que hacen necesaria una constante actualización de los modelos organizativos para la atención del ictus", según reconoce la SAN. El Hospital incorporó tratamientos como el endovascular o trombectomía (procedimiento para extraer el trombo de la sangre) antes que ningún otro centro andaluz, un procedimiento que se reserva para aquellos casos graves en los que no ha transcurrido mucho tiempo desde el inicio de los primeros síntomas, y siempre que las exploraciones radiológicas realizadas muestren una oclusión de algún vaso y exista tejido cerebral recuperable.

Por su parte, la gerente del Hospital, Marina Álvarez, ha agradecido a la Sociedad Andaluza de Neurología el reconocimiento y ha felicitado a los profesionales del Hospital Reina Sofía "por el trabajo excelente que realizan y que permite mantener la atención integral del ictus las 24 horas del día, constituyéndose como un centro de referencia para toda la provincia y, en el caso del tratamiento del ictus agudo, es uno de los centros referentes para Andalucía".

Según el Plan Andaluz de Ictus, en Andalucía unas 14.000 personas al año sufren un ictus. "La mayoría de los pacientes con ictus sufre secuelas, que en el 40 por ciento de los casos inhabilitan para realizar las actividades cotidianas", según afirma la SAN. "La trombectomía ofrece al paciente el doble de probabilidades de evitar secuelas discapacitantes a largo plazo que con el tratamiento convencional".

'CÓDIGO ICTUS'

El 'Código Ictus' es una de las acciones que la Junta de Andalucía desarrolla en el marco del Plan Andaluz de Ataque Cerebral Agudo (Placa), sobre todo teniendo en cuenta que la patología cerebrovascular constituye la primera causa de mortalidad en mujeres y la segunda en hombres, y consiste en una pérdida de la función cerebral de naturaleza no traumática que se desarrolla de forma muy rápida por falta de riego sanguíneo cerebral.

El ictus o infarto cerebral, es una patología cerebrovascular consistente en una pérdida de la función cerebral por la falta de aporte sanguíneo al cerebro, y cuyos síntomas son, entre otros, la pérdida de fuerza en medio cuerpo, la dificultad para hablar y entender o la pérdida súbita de visión. Puede provocar importantes secuelas físicas e intelectuales si no se actúa a tiempo.

Se trata de un protocolo de actuación que se activa tras la detección de un ictus por parte de los profesionales de urgencias extrahospitalarias, la posterior notificación al centro coordinador de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 de Córdoba y que conlleva la prealerta al hospital de referencia del paciente sobre esta situación para que de esta manera estén preparados para la recepción del paciente y la rápida actuación.

Una vez diagnosticado intrahospitalariamente, se ha demostrado que la terapia con fibrinolisis intravenosa mejora notablemente la evolución de determinados pacientes, concretamente aquellos que presentan infarto cerebral isquémico e importante déficit neurológico.

La fibrinolisis consiste en un tratamiento intravenoso con trombolítico, es decir, un fármaco que disuelve el trombo que obstruye las arterias, con lo que se mejora de forma notable la evolución de los afectados. Para que esto sea posible, el tiempo que debe transcurrir entre que el paciente sufre los primeros síntomas y comienza a recibir el tratamiento debe ser inferior a cuatro horas, periodo conocido como 'ventana terapéutica'.

PROCESO DIAGNOSTICO Y TERAPÉUTICO

El Reina Sofía cubre todo el proceso diagnostico y terapéutico relacionado con el infarto cerebral, con una atención urgente prioritaria, una preferencia en las pruebas de neuroimagen sobre otros procesos, una rápida evaluación especializada por Neurología, la disponibilidad de una terapia trombolítica o endovascular urgente y una vigilancia y observación intensiva durante las primeras horas tras el ictus.

Las diferentes especialidades de que dispone el Hospital, están igualmente preparadas para intervenir en casos de complicaciones de estos eventos, como las que pueda realizar ocasionalmente el servicio de Neurocirugía.

En cuanto a la prevención, hay que añadir que existen medidas como los antitrombóticos, la terapia quirúrgica arterial y el control de los factores de riesgo vascular que han demostrado eficacia en la prevención de nuevos episodios.

En este sentido, la unificación de criterios y la actuación conjunta de los centros de atención primaria y especializada, junto con el 061 es primordial. De hecho, más del 50 por ciento de pacientes con ictus son hipertensos y el control de la presión arterial puede disminuir más del 40 por ciento el riesgo de padecer un nuevo ictus.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios