Miércoles, 22.11.2017 - 00:46 h

LAS MUJERES MAYORES CON DEPENDIENTES A SU CARGO SON EL COLECTIVO QUE MÁS ENFERMEDADES CRÓNICAS PADECE

- Los expertos alertan de que España se queda sin cuidadores no profesionales. Las mujeres mayores con dependientes a su cargo son el colectivo que más enfermedades crónicas padece, un 10% por encima que aquellas que no ejercen estos cuidados y un 20% más que los hombres no cuidadores.
Las personas cuidadoras y, en especial, aquellas que se hacen cargo de un dependiente sin ningún tipo de ayuda son quienes más problemas crónicos padecen, según el estudio ‘Salud en la vida adulta y su relación con el envejecimiento saludable’, investigación liderada por científicas de la UNED con el apoyo de Fundación Mapfre.
De este análisis se desprende que los mayores que cuidan de otra persona dependiente –la dependencia aumenta con la edad y muchas veces se hacen cargo del cónyuge- perciben notablemente peor su estado de salud, al tiempo que experimentan no sólo más problemas crónicos sino también emocionales relacionados con la ansiedad.
Según explicó hoy la investigadora y directora del estudio, Rosa Gómez-Redondo, las mujeres experimentan más problemas de salud porque son ellas sobre quienes suelen recaer las tareas relacionadas con los cuidados, lo cual “incide negativamente en su bienestar y la percepción de su salud”.
Y es que “hay que tener en cuenta la parte emocional cuando se es cuidador”, ya que no sólo deriva en un malestar físico vinculado, entre otras cosas, a la falta de horas de sueño sino también al vínculo que muchas veces existe con la persona a la que se cuida.
ESPAÑA SE QUEDA SIN CUIDADORES
Uno de los mayores problemas a los que se enfrentará la sociedad española en el futuro en cuanto a dependencia es la falta de cuidadores, alertó Gómez-Redondo. Y es que el modelo actual hace que quienes tienen que cuidar de los mayores tienen cada vez más carga laboral –tanto hombres como mujeres- y las nuevas familias son más pequeñas.
“Vamos hacia una población donde los cuidadores potenciales están menguando. No hay sobrinos, no hay hermanos, no hay nietos”, afirmó la investigadora. Por tanto, se antoja necesario “poner en marcha políticas sociales que estimulen la consolidación de redes de apoyo” profesionalizadas, añadió.
PERCEPCIÓN MALA DE SALUD
La percepción de su salud por parte de los mayores españoles de más de 50 años está por debajo que el resto de países europeos, ya que sólo el 3,6% de los hombres y el 3,1% de las mujeres percibe que su estado es “excelente”, mientras que los suecos o los daneses lo hacen en torno al 20%.
No obstante, España se encuentra en este aspecto –aunque por debajo de la media europea- en la misma línea que el resto de países del sur de Europa. Asimismo, es preciso tener en cuenta en esta percepción la “adaptación” de las ciudades a la tercera edad como que las “calles” o “los gimnasios” sean accesibles.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios