Lunes, 20.11.2017 - 08:39 h

Los análisis de sangre de rutina pueden ayudar a medir el riesgo futuro de enfermedad crónica

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Salt Lake City, Estados unidos, revela que la combinación de información de análisis de sangre de rutina y la edad de los pacientes de atención primaria pueden formar una puntuación que mide el riesgo futuro de enfermedad crónica.

Los análisis de sangre de rutina pueden ayudar a medir el riesgo futuro de enfermedad crónica

Esta puntuación de riesgo simple, denominada 'Intermountain Chronic Disease Risk Score' o ICHRON, puede predecir el primer diagnóstico de las enfermedades crónicas más comunes --diabetes, insuficiencia renal, enfermedad coronaria, ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca, enfermedad vascular periférica, fibrilación auricular, accidente cerebrovascular, demencia y enfermedad pulmonar obstructiva crónica-- en el plazo de tres años.

Los autores de la investigación dicen que las predicciones de ICHRON tienen entre un 77 y un 78 por ciento de precisión a la hora de identificar a los pacientes que serán diagnosticados con enfermedad crónica dentro de los tres años de la prueba. El impacto del estudio podría ser amplio, ya que más de la mitad de la población adulta en Estados Unidos padece una o más enfermedades crónicas y las proyecciones muestran un aumento del 40 por ciento en los casos de patologías crónicas en los próximos diez años.

"Nuestro objetivo era crear una herramienta clínica que fuera útil, de fácil obtención y no disminuya el flujo de trabajo de nuestros médicos", afirma la epidemióloga cardiovascular del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain Heidi May, investigadora principal del estudio, cuyas conclusiones se presentan este viernes en la 66 Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología, que se celebra en Washington, Estados Unidos.

La doctora May y su equipo estudiaron a una población de atención primaria compuesta por pacientes, tanto hombres como mujeres, que no tenían antecedentes de enfermedad crónica. Se aplicó ICHRON entre un conjunto de pacientes de atención primaria y, a continuación, se ensayó en una segunda población independiente de atención primaria.

VIVIR MÁS SANOS, EVITAR COMPLICACIONES Y REDUCIR COSTOS

Entre las mujeres, aquellas con una puntuación moderada en ICHRON tenían tres veces más probabilidades de ser diagnosticadas con una enfermedad crónica en comparación con aquellas con una puntuación baja de ICHRON, mientras que las que tenían un resultado elevado en ICHRON presentaban 11 veces más probabilidades de ser diagnosticadas.

En el caso de los hombres, aquellos con una puntuación moderada registraban 5,6 veces más probabilidades de ser diagnosticados con una enfermedad crónica en tres años y aquellos con una alta puntuación ICHRON presentaban 14 veces más probabilidades de ser diagnosticados con alguna patología en comparación con los que registraban pocos puntos en ICHRON.

"Esperamos que se pueda emplear ICHRON para ayudar a identificar a los pacientes que están en un riesgo más alto de sufrir una enfermedad crónica y, por lo tanto, necesitan cuidado más personalizado. Por ejemplo, si un paciente recibe una puntuación alta en ICHRON, el clínico podría planear ver al paciente con más frecuencia o ser más agresivo con los tratamientos --plantea--. O si el paciente tiene una puntuación de ICHRON baja, sus médicos podrían verle menos a menudo o se podría renunciar a una prueba a la que se estaba considerando someterle".

Los investigadores ven tres grandes beneficios potenciales: los pacientes vivirán vidas más sanas mientras eviten --o aprendan proactivamente a manejar-- enfermedades crónicas; serán más capaces de evitar las complicaciones graves que a menudo resultan de patologías crónicas no tratadas, como ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares por la presión arterial alta o diabetes no controlada, y los costos de salud de los pacientes se reducirán dramáticamente.

"Es mucho menos costoso ayudar a los pacientes a mejorar sus estilos de vida de lo que es tratar un ataque al corazón; y eso es además de todos los beneficios físicos y emocionales que resultan de estilos de vida más saludables", subraya May. ICHRON está diseñado para ser calculado por un registro de salud electrónica hospitalario a bajo costo incremental.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios