Sábado, 16.12.2017 - 04:03 h

Los hospitales públicos de Málaga, premiados por su proyectos y estudios en Endocrinología y Nutrición

Los hospitales públicos de Málaga, premiados por su proyectos y estudios en Endocrinología y Nutrición

En concreto, se trata de tres premios obtenidos en el último congreso celebrado por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que ha tenido lugar recientemente en la ciudad de Málaga.

En este sentido, la labor de la Unidad de Diabetes del Hospital Regional de Málaga, a través de la especialista Marisol Ruiz de Adana, ha sido galardonada por la experiencia de un programa psicoeducativo de apoyo grupal para personas con debut de diabetes tipo 1. Este programa tuvo su inicio en 1998, y de él ya se han beneficiado 400 personas con diabetes tipo 1.

Según ha informado la Junta, el objetivo de este programa es capacitar a las personas con este tipo de dolencias de inicio para que asuman el control de su enfermedad con la máxima autonomía posible e integrando el tratamiento en su vida cotidiana para adaptarse a las exigencias de los actuales tratamientos intensivos de insulina.

Asimismo, el programa galardonado, en el que participa un equipo integrado por médicos, psicólogos, enfermeras, dietistas, auxiliares clínicos y pacientes expertos, se adapta a los cuidados y a las necesidades pedagógicas de cada paciente y de su entorno familiar. Además, y a lo largo de los 18 años de existencia, la efectividad de este programa ha sido evaluado en varias ocasiones, demostrando el impacto beneficioso del mismo en la salud de los participantes, mejorando su adaptación a la enfermedad, así como su control glucémico --azúcar en sangre--.

Por otro lado, la SEEN ha otorgado otro premio al equipo de Endocrinología del Hospital Virgen de la Victoria, liderado por la especialista Mercedes Clemente, al mejor trabajo en Factores de Riesgo Cardiovascular en 2015-2016.

El trabajo premiado analiza el papel que tiene la cirugía de la obesidad sobre los niveles de unas sustancias llamadas lipopolisacáridos bacterianos, que son producidas por determinadas bacterias en el intestino, demostrando que pacientes con enfermedades metabólicas como obesidad, diabetes o dislipemia tienen unos niveles elevados de estas moléculas en sangre.

Por este motivo, la presencia de niveles moderadamente elevados de estas sustancias en la sangre llevan a una activación moderada del sistema inmunitario conocida como inflamación de bajo grado, que al prolongarse en el tiempo puede causar daños en los propios tejidos y órganos, afectando al sistema vascular.

Según este estudio, los lipopolisacáridos (LPS) podrían explicar por qué pacientes obesos, diabéticos o dislipémicos tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Asimismo, los resultados de este estudio, publicados por la prestigiosa revista científica Soard, han demostrado que la cirugía de la obesidad --especialmente la técnica de gastrectomía tubular-- produce un considerable descenso en los niveles de lipopolisacaridos, algo que repercute de forma muy positiva en la salud de las personas.

Además, un estudio de los microorganismos intestinales y su relación con la enfermedad metabólica ha sido galardonado también en el seno de este último congreso. En esta ocasión, se trata de un estudio liderado por la investigadora del área de Endocrinología del Hospital Virgen de la Victoria, Isabel Moreno Indias.

A través de este estudio, se demuestra que la etapa de desarrollo temprano del ser humano es un periodo clave en el que los cambios nutricionales y hormonales pueden contribuir permanentemente a diferentes alteraciones metabólicas en la edad adulta. Asimismo, la androgenización neonatal de animales de experimentación produce cambios severos en la microbiota, que están relacionados con la mayor predisposición a la diabetes de estos animales en la edad adulta.

Los resultados de este estudio han sido publicados recientemente por la prestigiosa revista Endocrinology. El valor de este estudio se centra en que el descubrimiento podría trasladarse a humanos, ya que los contaminantes externos con efectos androgénicos estas presentes en el medio ambiente.

Ahora en portada

Comentarios