Lunes, 20.05.2019 - 15:15 h

El Villarreal y el Athletic caen eliminados a domicilio en la Europa League

El 'Submarino amarillo' ganó por la mínima en Roma, pero no le sirvió por el 0-4 de la ida. El Athletic perdió 2-0 ante el APOEL y se marcha antes de los previsto.

La mejor noticia fue la vuelta de Soldado a los terrenos de juego tras seis meses de lesión.

El Villarreal, eliminado por la Roma en la Europa League

El Villarreal se despidió este jueves de la Europa League ganando (0-1) en Roma en la vuelta de dieciseisavos, un triunfo insuficiente para avanzar tras el 0-4 de la pasada semana en la ida, en un duelo dominado por el 'submarino' pero sin la efectividad suficiente y necesaria para poner en aprietos al cuadro local.

El conjunto de Fran Escribá cumplió con el manual de una remontada salvo en el importante aspecto de los goles. El cuadro español encerró al italiano en el primer tiempo, pero un Villarreal con jugadores menos habituales, como un Soldado de vuelta tras seis meses de lesión, perdonó buenas ocasiones de marcharse al descanso al menos con la mitad del trabajo hecho.

Sólo Santos Borré vio puerta en el Olímpico, un feudo impaciente por ver a su equipo especulando con el marcador, mientras que Rodri y Roberto Soriano, en dos ocasiones incluido un balón al larguero, se quedaron con las ganas antes del descanso. Después, la Roma despertó de la mano de Diego Perotti para evitar sustos por tener la cabeza en el Calcio o en la Coppa.

Con mucho suplente y Totti como buque insignia, la Roma se dejó llevar y terminó encerrada en una pobre primera mitad. Sin embargo, al Villarreal le costó entrar en calor entre jugadores con el peso de la inactividad. Soldado puso la garra pero la pólvora no llegó a estallar. Del mismo modo, lo intentaron Cheryshev, Santos Borré y un Roberto Soriano con ganas de reivindicarse.

De hecho, pese a la muchas llegadas, el dominio y acoso sobre el rival, el tanto de Borré fue gracias a un regalo del central ex del Barça Vermaelen. Tras el descanso, el meta romano Allison siguió deteniendo las tentativas visitantes, mientras Perotti robaba el protagonismo amarillo para alivio del Olímpico.

Escribá quemó naves, ante una Roma que volvió a adoptar la postura de trámite, dando entrada a Bakambu y Adrián. La nueva dupla atacante también perdonó, una más tuvo Borré, y, pese a jugar con uno más 10 minutos por la expulsión de Ruediger, el Villarreal se quedó lejos del milagro en Roma. El semifinalista el año pasado se centrará ahora, como auguraba el triplete de Dzeko en el Estadio de la Cerámica, en volver a Europa en una apretada lucha en LaLiga.El Athletic, eliminado por sorpresa

El Athletic Club no estará en los octavos de final de la Europa League al caer este jueves ante el APOEL (2-0) en el GSP Stadium, en un encuentro dominado de principio a fin por el conjunto vasco pero en el que no supo materializar sus ocasiones, como tampoco aprovechar su ventaja numérica en la segunda parte, al contrario que un cuadro chipriota que sacó petróleo de sus pocas ocasiones y consiguió así su primera victoria contra un rival español.

El conjunto de Ernesto Valverde volvió a demostrar una vez más su mala imagen a domicilio al dejarse remontar una eliminatoria de competición europea que pudo encarrilar en casa hace una semana. Sin embargo, no lo hizo entonces y el teórico conjunto 'cenicienta' supo lucrarse de sus dudas lejos de San Mamés para infligirle una dolorosa derrota en Nicosia para continuar manteniendo la imbatibilidad de su feudo.El APOEL Nicosia lleva sin perder un partido en casa desde el 3 de enero de 2016.— José Manuel Amorós (@JoseMAmoros) 23 de febrero de 2017

Los 'leones', pese a las importantes ausencias por lesión de Laporte y Aduriz, saltaron sin ningún miedo al GPS Stadium a sabiendas de que estar este viernes en el bombo de octavos pasaba por asaltar el 'infierno' chipriota. Un estadio convertido en consistente fortaleza esta temporada, tanto en Europa como en su débil competición liguera, donde marchan primeros con notoriedad e invictos desde el pasado 19 de noviembre.

Dispuesto a encontrar una valiosa renta -desperdiciada en el partido de ida en San Mamés- que evitase sustos en la eliminatoria, el cuadro vasco lo intentó hasta en tres ocasiones por medio de Iñaki Williams antes del primer cuarto de hora. La mejor de esta triple oportunidad, desbaratada por un oportuno pie del meta Waterman, quien volaría sin motor en la acción posterior para evitar el gol olímpico de Beñat.

Los pupilos de Valverde dominaron la primera mitad con carácter, un juego valiente y llevando el peso del encuentro mediante un Raúl García que tiró nuevamente del carro. Sin embargo, no plasmaron su superioridad en el resultado, pecando de su imprecisión en los últimos metros. En el otro lado, el modesto conjunto de Thomas Christiansen, conocedor de la pólvora que demostró en Bilbao, optó por salir con ímpetu al ataque, otorgando la elaboración al conjunto vasco.

Fogonazos intermitentes antes del descanso, por tanto, de los locales, que vieron la luz nada más saltar del túnel de vestuarios. Apenas 30 segundos después de la reanudación le bastaron al ariete chipriota Sotiriou, desaparecido en los primeros 45 minutos, para buscar las cosquillas a la zaga bilbaína con un escorzo complicado pero muy efectivo desde el pico del área pequeña.

Repitió el APOEL el guión del partido de ida, con menos control y oportunidades que su oponente, pero siendo mucho más efectivo. Con esto, terminó complicando aún más la eliminatoria un dudoso -y muy protestado- penalti de Balenziaga sobre Gianniotas en el minuto 53. Insistió demasiado en el forcejeo el lateral guipuzcoano y el árbitro no dudó en señalar los once metros. El propio Gianniotas se encargó de transformarlo pese a la gran estirada de Iraizoz, que tocó pero no pudo atajar el lanzamiento del atacante griego.

Los dos jugadores que permitieron al APOEL llegar con opciones a Nicosia se convertían otra vez en héroes 'thrylos' y, por consiguiente, en pesadilla para los visitantes. Ni la expulsión de Sotiriou por doble amarilla con casi media hora por delante sirvió al Athletic, que lo intentó hasta el pitido final con más casta que fútbol. La frustración de los vascos ante tan terrible situación la protagonizó Iturraspe en el descuento, expulsado con tan solo 20 minutos en sus piernas. Al final, la definición chipriota pudo con la calidad futbolística de los 'leones'.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios