Viernes, 20.10.2017 - 00:35 h

Sanfermines. Los jandilla estrenan los encierros de pamplona con un mozo cornado y numerosos contusionados


Los toros de la ganadería de Jandilla protagonizaron este martes el primero de los encierros de Sanfermín 2015, en el que numerosos corredores resultaron heridos, si bien tan sólo uno de ellos fue corneado. La carrera fue muy accidentada y muy rápida.
El herido más grave fue cornado en el tórax en la cuesta de Santo Domingo, apenas unos segundos después de que comenzara la carrera, que fue rapidísima y duró dos minutos y 23 segundos. El mozo empitonado llegó estable al hospital y entró en quirófano.
Según informaron los servicios sanitarios, en total fueron siete los corredores que tuvieron que ser trasladados a centros hospitalarios de Pamplona, todos ellos, salvo el mozo corneado, por contusiones y traumatismos varios. Cuatro de ellos sufrieron traumatismo craneal.
Los Jandilla, como suele ser habitual cada vez que visitan Pamplona, recorrieron las calles del Casco Viejo de la capital navarra a una velocidad vertiginosa. Nada más comenzar el encierro, uno de los toros se adelantó a sus hermanos y provocó momentos de gran peligro, mientras iba atropellando a los corredores. Por detrás, varios morlacos efectuaron derrotes en distintos tramos de la carrera, barriendo con sus astas las paredes atestadas de mozos.
La gran velocidad de la manada, que quedó partida desde el inicio de la calle Estafeta, provocó muchas caídas y golpes, aunque de las decenas de corredores contusionados tan sólo siete de ellos tuvieron que se trasladados a hospitales.

Ahora en portada

Comentarios