Sábado, 18.11.2017 - 03:52 h

Industria farmacéutica y de tecnología sanitaria piden reforzar la custodia de patentes y proteger la innovación

El grupo de trabajo de Industria Farmacéutica y de Tecnología Sanitaria del Comité de Innovación y Propiedad Intelectual de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmChamSpain) ha elaborado un documento en el que se aboga por reforzar la custodia de las patentes farmacéuticas y de tecnología sanitaria y proteger las innovaciones en el ámbito sanitario.

Industria farmacéutica y de tecnología sanitaria piden reforzar la custodia de patentes y proteger la innovación

"Hemos querido aportar una visión transversal de todo el sector sanitario. Una vez superada la crisis, y con toda la innovación que se está produciendo, creemos que es un buen momento para poner encima de la mesa una serie de propuestas para hacer que el sistema sanitario sea sostenible", ha explicado el director general de Celgene España y uno de los portavoces del grupo, Jordi Martí.

A juicio del grupo de expertos es necesario que se valore la innovación en términos de efectividad y no de coste, recordando que la industria farmacéutica y la de tecnología sanitaria generan un volumen de exportaciones superior a los 16.300 millones de euros (el 6,4% del total nacional), emplea a 65.000 personas de forma directa y sólo en 2016 facturó unos 22.800 millones.

Unas cifras en las que la innovación ha jugado un papel importante a la hora de alcanzarlas, si bien, tal y como ha comentado el director de Estrategia de Medtronic Ibérica y otro de los portavoces del grupo de AmChamSpain, Francisco de Paula, existen diferentes retos para seguir creciendo.

En concreto, los expertos creen que la "laxa custodia" de las patentes genera "inseguridad jurídica, indefensión y merma la competencia"; hay una falta de involucración del paciente y de un plan estratégico común que promueva su autonomía; y el aumento de la implementación de guías o protocolos "limitan" la libertad para que médicos y pacientes elijan los tratamientos más adecuados.

La inequidad territorial ha sido otro de los retos destacados por los expertos. "Los procesos no son del todo transparentes, son muy dispares entre comunidades e incluso entre hospitales y eso hace que la capacidad de acceso a la innovación sea muy diferente dependiendo del código postal donde uno viva", ha explicado Martí.

Además, los especialistas han criticado que la disparidad en la toma de decisiones, motivada por que la actual legislación "peca de excesiva imprecisión y ambigüedad" e impide a la industria actuar con "celeridad" y acudir al mercado en "igualdad" de condiciones de competencia. También, han lamentado la "escasa" colaboración entre los diferentes agentes del sistema sanitario con dificultades para poner en marcha acuerdos de colaboración público-privada; así como la falta de criterios estratégicos.

PROPUESTAS DE LOS EXPERTOS

Con el fin de hacer frente a estos retos, los expertos han propuesto proteger la innovación a través de la no discriminación o supresión de fármacos y dispositivos médicos basándose sólo en su coste y no en el valor que aportan; de reconocer el factor diferencial que supone romper el derecho de exclusividad del titular de una patente antes de tiempo; de establecer una armonización en la Unión Europea que imponga parámetros comunes a nivel procesal e indemnizatorio en materia de litigios de propiedad intelectual e industrial; y de reforzar los esfuerzos en I+D+I en patologías de alto impacto para pacientes y sistema.

Además, han abogado por desarrollar un plan estratégico común que promueva la incorporación del paciente en la toma de decisiones sobre su salud; valorar y tener en cuenta la figura del cuidador y de los familiares; aprovechar la innovación en dispositivos médicos de uso domiciliario para mejorar la calidad de vida del enfermo y facilitar la gestión de su enfermedad; realizar un nuevo planteamiento normativo para asegurar a los médicos un entorno de competencia en igualdad de condiciones; y aplicar una política transparente en la prescripción de fármacos biológicos.

Otras propuestas planteadas en el documento pasan por la armonización o simplificación de las evaluación de los fármacos en toda España. "Que haya uniformidad y que cuando la agencia de regulación estatal apruebe o autorice un tratamiento no haya más barreras para acceder al mismo", ha relatado De Paula.

También, los expertos han abogado por establecer una cartera de servicios común actualizada en todo el territorio nacional; implantar sistemas transparentes en la toma de decisiones; establecer criterios estratégicos en los que se asegure que se tiene en cuenta ahorros y eficiencias en el medio plazo y se pongan en marcha mecanismos que agilicen la adopción y renovación de la innovación coste efectiva; y se desarrolle, entre los diferentes agentes que participan del sistema de salud, modelos de colaboración público-privada.

"Es un momento crítico porque está llegando mucha innovación y hay que aprovechar la situación económica para hacer sostenible el sistema sanitario, pero no a costa de la innovación, sino a través de la innovación", ha zanjado el director general de Celgene España.

Ahora en portada

Comentarios