Lunes, 20.11.2017 - 09:13 h

La lista de espera quirúrgica desciende en 6.475 personas desde junio de 2016 y se sitúa en 25.992, un 20% menos

Las cifras se reducen en 12 de 14 especialidades quirúrgicas, con 10 de 14 hospitales con una demora inferior al objetivo de Perycles para 2019

La lista de espera quirúrgica desciende en 6.475 personas desde junio de 2016 y se sitúa en 25.992, un 20% menos

La lista de espera quirúrgica ha descendido en Castilla y León en el último año en 6.475 personas, al pasar de las 32.467 registradas en junio de 2016 a las 25.992 cifradas al final del primer semestre de este año --un 20 por ciento menos--.

Así lo ha presentado este lunes el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha destacado que la demora media para este tipo de intervenciones cayó un once por ciento, una reducción de diez días que la sitúa en 80, aunque en el caso de aquellos pacientes tipificados como prioridad 1 ninguna espera más de 30 días --la demora media para estos pacientes es de diez días--.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Sáez Aguado ha añadido que en doce de 14 especialidades quirúrgicas se ha reducido la espera, especialmente en cirugía cardiaca (un 45 por ciento) y traumatología (14 por ciento), mientras que cirugía digestiva y maxilofacial se han registrados leves incrementos.

Las cifras se reducen también en las listas de espera generales, tanto en número de pacientes como en demora media, al tiempo que cae "significativamente" el número de pacientes que esperan más de 180 días para ser intervenidos, que ha pasado de representar del 13 al nueve por ciento del total.

El consejero ha justificado que el descenso sea mayor en número de personas que en demora media debido a que las actuaciones se orientan en función de prioridades clínicas, lo que explica que los casos más leves se atiendan en segunda instancia y atenúen la reducción de los días medios de espera.

REDUCCIÓN POR HOSPITALES

La mejora se ha registrado, tal como ha destacado Antonio María Sáez Aguado, en todos los centros asistenciales de Sacyl. Todos los hospitales han reducido el número de pacientes en espera de intervención, con excepción del Complejo Asistencial Universitario de Palencia, aunque el consejero ha advertido de que se trata del hospital "con menor tasa y demora media" de toda España (25 días), por lo que ha advertido de la "dificultad" para reducir las cifras en estas instalaciones.

Frente a esto, en el último año la reducción ha sido especialmente significativa en algunos hospitales como el Hospital del Bierzo, con un 44 por ciento menos de pacientes; en el Clínico de Valladolid, con una reducción del 41 por ciento en pacientes y del 18,7 en demora media al pasar de 75 a 61 días; en el de Aranda de Duero, un 23 por ciento, o en el de Ávila, con un 19 por ciento menos. En el Río Hortega de Valladolid, por su parte, el número de pacientes cayó un 10,5 por ciento y la demora media pasó de 77 a 71 días.

La demora media se ha reducido en este último año en todos los hospitales, con excepción del Complejo de Salamanca, que ha incrementado en un día su demora media, pese a lo cual ha reducido el número de pacientes en 1.111, un 16 por ciento. Sáez Aguado ha destacado los resultados "muy positivos" del Hospital de Segovia, que en un año ha reducido la demora media en un 26 por ciento, el de Soria (21,8 por ciento), el Clínico de Valladolid y el del Bierzo (ambos un 18 por ciento) y el de Burgos (15 por ciento).

El consejero ha destacado que estos datos sitúan a Sacyl "muy cerca" de cumplir los objetivos para final de año fijados dentro del plan Perycles e incluso "superarlos", pues al concluir junio se había rebajado a 25.992 el número de pacientes en lista de espera quirúrgica cuando la meta es de 25.500, mientras que la demora media está ya en 80 días cuando el propósito a la conclusión de 2017 es bajar hasta los 71. De hecho, diez de los 14 hospitales han alcanzado ya una demora media inferior a la prevista en el Plan Perycles para diciembre de 2019 (65 días).

Antonio María Sáez Aguado ha resaltado que estos resultados han sido posibles "gracias al esfuerzo de los profesionales" y a una "adecuada disposición y organización de los recursos públicos", con 167.448 intervenciones quirúrgicas en hospitales públicos durante 2016, 7.932 más que en 2015, mientras que las intervenciones concertadas con centros privados se redujeron del 3,8 por ciento del total en 2015 al y 2,7 en 2016, una tendencia de reducción de la lista de espera con medios públicos y menos derivaciones que se mantiene en 2017.

ACUSACIONES "DELIRANTES"

Por ello, Sáez Aguado ha rechazado las acusaciones de reducir listas de espera a base de derivar a la sanidad privada y ha tachado de "delirantes" las afirmaciones de que la Junta desea "que vaya mal la sanidad pública para favorecer el negocio privado".

El consejero ha explicado que para fin de año Sacyl espera contar el mismo sistema de prioridad de pacientes que ya hay para intervenciones quirúrgicas en el caso de las pruebas diagnósticas y las consultas, así como de garantizar que, en el caso de las pruebas diagnósticas, el paciente pueda acudir sin coste a la sanidad privada cuando se haya superado un periodo máximo de demora.

Para Sáez Aguado, los datos presentados son "mucho más positivos" que los difundidos recientemente por el Ministerio de Sanidad referidos a diciembre de 2016, los cuales presentaban una demora media para el conjunto del Sistema Nacional de Salud de 115 días, mientras que en Castilla y León era de 107 días, si bien hoy es de 80 días.

En cuanto a la tasa de pacientes pendientes de intervención por mil habitantes, en Castilla y León era de 11,97, un 12,3 por ciento inferior a la del conjunto español (13,65), aunque actualmente esa tasa se ha reducido hasta 10,5 por mil habitantes.

Por último, el consejero de Sanidad ha aclarado que la utilización de quirófanos por las tardes para agilizar las listas quirúrgicas no ha sido homogénea en todos los hospitales, ya que algunos como Zamora, Medina del Campo (Valladolid), Palencia y Soria presentan unos datos tan bajos que lo hace prácticamente innecesario, mientras que en otros de mayor tamaño su empleo vespertino supera el 20 por ciento, lo que hace que la media se sitúe en el doce por ciento.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios