Sábado, 21.10.2017 - 00:18 h

CORR Citan como querellados a ocho médicos del Clínico de Valladolid por homicidio imprudente de una paciente

Esta noticia sustituye a la anterior ya que en el segundo párrafo se dice que el Juzgado de Instrucción es el 4 cuando es el número 1.

CORR Citan como querellados a ocho médicos del Clínico de Valladolid por homicidio imprudente de una paciente

Ocho facultativos del Hospital Clínico Universitario de Valladolid deberán testificar como querellados la próxima semana acusados de un delito de homicidio por imprudencia como consecuencia de la muerte por una parada cardiorespiratoria de una paciente de 61 años ocurrida el día 5 de noviembre de 2016 en dicho centro sanitario, a cuyo Servicio de Urgencias había acudido en tres ocasiones con fuertes dolores de tórax que fueron considerados como una crisis de ansiedad.

La querella presentada por la familia el pasado mes de mayo se ha traducido ahora en un auto del Juzgado de Instrucción número 1 de la capital que entiende que los hechos denunciados presentan características que hacen presumir la posible existencia de un delito de homicidio por imprudencia y, por tal motivo, acuerda abrir diligencias previas y citar a ocho médicos en calidad de querellados.

Así, cuatro de ellos, C.L.R.F, J.J.C.A, S.J.L. y A.M.G.R. testificarán el próximo día 19 de junio, mientras que para el día 26 está prevista la comparecencia, en idéntica condición, de los facultativos S.P.G, H.G.H, P.E.G.G. y W.H, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los hechos se remontan al 5 de julio de 2016, cuando la paciente, María Isabel M.M, acudió al Centro de Salud Canterac de Valladolid aquejada de fuertes dolores en el tórax, si bien entonces le fue diagnosticada una crisis de ansiedad y no se le prescribió medicación alguna.

El empeoramiento de su estado la llevó el día 9 de septiembre a acudir, acompañada de sus hijos, al Servicio de Urgencias del Clínico, donde, supuestamente, le aconsejaron que acudiera a su médico de cabecera, le efectuaron unas pruebas y aseguraron que se trataba de un ataque de ansiedad, sin prescribirle medicación alguna.

Los episodios de dolor se repitieron con más frecuencia, hasta el punto de que el día 4 de noviembre fue trasladada desde su domicilio nuevamente al Clínico Universitario, donde fue dada de alta a las 00.00 horas del día siguiente.

Sin embargo, unas horas después, la mujer, ya en su domicilio, volvió a sufrir los mismos síntomas y tuvo que ser evacuada en ambulancia poco antes de las 05.00 horas al mismo centro sanitario, donde, sin embargo, fallecería a las 05.33, minutos después de su ingreso, por una parada cardiorrespiratoria en asistolia de origen no filiado, tal y como reza el juicio clínico.

La familia, en la querella de homicidio por imprudencia profesional grave, sostiene que la troponina de la paciente--un enzima cardiaco liberado a la circulación sanguínea en el infarto de miocardio--triplicaba el máximo del valor de referencia, así como el Dímero--sugiere la formación de trombo sanguíneo--y el PH en sangre, además de las 97 pulsaciones por minuto que presentaba, "síntomas que deberían hacer pensar en un posible infarto, por lo que resulta incomprensible que al menos no se le hubiera dejado en observación esa misma noche en la que se le dio el alta médica".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios