Viernes, 24.11.2017 - 18:04 h

Junta y AECC atienden anualmente a más de 1.100 fumadores con un programa de deshabituación tabáquica

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y la Asociación Española contra el Cáncer en Castilla y León atienden anualmente a más de 1.100 fumadores a través de un programa de deshabituación tabáquica, de los que el 65 por ciento consigue dejarlo.

Junta y AECC atienden anualmente a más de 1.100 fumadores con un programa de deshabituación tabáquica

El número de fumadores atendidos en 2016 por este programa fue de 1.124, un 5,6 % más que en 2015, de los cuales el 56 % fueron mujeres y el 44 % hombres, según informan fuentes de la Administración regional.

La edad media de los participantes fue de 47 años, algo superior en los hombres, con 49 años, que en las mujeres, con 45 y se iniciaron en el hábito de fumar a los 16 años, teniendo por tanto una historia de consumo de más de 30 años.

Casi el 24 % de los participantes era la primera vez que intentaba dejar de fumar, el 52 % lo había intentado una o dos veces y el 24 % más de tres veces. El 67 % de las mujeres y el 63 % de los hombres que participaron el año pasado en este programa consiguieron dejar el tabaco al finalizar el mismo.

Otros datos de interés que se extraen del análisis de las personas atendidas en el programa de deshabituación tabáquica en 2016 son que el 35,3 % declaró fumar menos de 20 cigarrillos al día (24,1 % de los hombres y 44,6 % las mujeres), el 52 % entre 20 y 40 cigarrillos al día (62 % de los hombres y el 43,7 % las mujeres) y el 12,7 % más de 40 cigarrillos al día (13,9 % los hombres y 11,7 % las mujeres).

La mayor parte de los participantes de este programa son grandes fumadores de al menos 20 cigarrillos al día (64,7 %), sobre todo hombres (75,9 %).

Esta iniciativa forma parte del compromiso de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de colaborar con las entidades públicas y privadas para la prevención del consumo de drogas y la asistencia al drogodependiente, procurando evitar los daños físicos, psicológicos y sociales que se derivan del abuso y dependencia de las drogas y prestando una particular atención a las sustancias cuyos consumos están más extendidos, como es el caso del tabaco.

La Junta destina 50.500 euros para financiar a la Asociación Española contra el Cáncer en el desarrollo de este programa en 2017.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios