Un anuncio de Alibaba en Hong Kong

La sanción, que equivale al 4% de los ingresos que el gigante obtuvo en China en 2019, se debe a que la firma abusó de su posición dominante para obligar a sus proveedores a elegirla entre otras plataformas 

Página 1 de 10