Logo de Renault.

También tendrá que aportar una garantía bancaria de 60 millones de euros para una posible indemnización. La empresa ha defendido su inocencia y ha negado haber cometido delito alguno.