EEUU China

Las autoridades de Pekín presionan a sus empresas por las leyes antimonopolio o la seguridad de los datos, dejando claro que no hay intocables entre los gigantes del país y que las OPV en EEUU no son bienvenidas.