• París, 12 feb (EFE).- El maíz genéticamente modificado que produce la firma estadounidense Monsanto, y cuyo cultivo está suspendido en Francia desde hace un año, no es peligroso para la salud, según un informe de la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA) publicado hoy por 'Le Figaro'.
  • La compañía agroquímica estadounidense Monsanto obtuvo un beneficio neto atribuido de 843 millones de dólares (741 millones de euros) al cierre del tercer trimestre de su año fiscal, una cifra que supone una mejora del 17,6% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.
  • Monsanto contabilizó un beneficio neto atribuido de 1.397 millones de dólares (1.309 millones de euros) en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal, lo que supone un incremento del 72,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, según informó la multinacional estadounidense de semillas y productos agroquímicos, que prevé cerrar su fusión con Bayer a finales de 2017.

Página 1 de 10