• Los conservadores ganan en escaños y votos, pero no son suficientes para formar Gobierno, mientras crecen especulaciones sobre alianzas LONDRES, 7 (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) El carácter histórico que apuntaban las elecciones celebradas ayer en Reino Unido se ha traducido en un Parlamento sin mayorías absolutas que abre un escenario de negociaciones para decidir quién será el próximo inquilino de Downing Street. Los conservadores se hicieron con el mayor número de escaños y de votos, pero, al no haber llegado a los 326 escaños que marcan la hegemonía, el todavía primer ministro, Gordon Brown, continuará en el número 10 hasta que quede garantizada la formación de un Gobierno.
  • LONDRES, 7 (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) Destacados dirigentes del Partido Laborista británico han comenzado ya ha sugerir públicamente la posibilidad de formar una gran coalición con los liberaldemócratas, después de que la principal encuesta publicada tras las elecciones de ayer apunte a un Parlamento sin mayorías absolutas en el que los conservadores contarían con el mayor número de escaños, 305, a 21 de la hegemonía.
La campaña electoral británica toca a su fin con incertidumbre
  • LONDRES, 5 (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) La campaña electoral llega a su fin en Reino Unido con la misma incertidumbre con la que arrancó, mañana es el turno de los electores de decantarse entre la continuidad de unos laboristas que, de mantenerse en el poder, lograrían el hito del cuarto mandato, o apostar por una alternancia que, según las encuestas, estaría capitaneada por el conservador David Cameron. La única certeza que apuntan los sondeos es la falta de mayorías absolutas, un escenario que reforzaría el papel de los liberaldemócratas no sólo para decidir el inquilino de Downing Street, sino la estabilidad de un Gobierno que tendrá que hacer frente al mayor agujero presupuestario de la historia británica.
  • LONDRES, 30 (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) La Justicia norirlandesa evaluará el próximo 14 de mayo en una vista las consecuencias que la supuesta fuga del ex preso etarra José Ignacio de Juana Chaos podría tener en el proceso de extradición a España que sigue el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por un delito de enaltecimiento del terrorismo, según confirmaron a Europa Press fuentes judiciales de Irlanda del Norte.
Londres dedica una retrospectiva a Richard Hamilton, pionero del pop-art
  • Londres.- Bastante menos conocido del gran público que Andy Warhol, Jasper Johns o Robert Rauschenberg, el británico Richard Hamilton (Londres, 1922), a quien la galería Serpentina de esta capital dedica a partir de mañana una exposición, es uno de los pioneros -si no el pionero por antonomasia- del pop-art.
  • Londres.- Bastante menos conocido del gran público que Andy Warhol, Jasper Johns o Robert Rauschenberg, el británico Richard Hamilton (Londres, 1922), a quien la galería Serpentina de esta capital dedica a partir de mañana una exposición, es uno de los pioneros -si no el pionero por antonomasia- del pop-art.
  • BELFAST, 1 (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) José Ignacio de Juana Chaos ha llegado ya al complejo judicial de Laganside, en Belfast (Irlanda del Norte), donde en breve conocerá la sentencia definitiva sobre su extradición a España, 16 meses después de que el proceso se iniciara a partir de su entrega voluntaria en la capital del Ulster, donde reside desde verano de 2008. El ex preso de ETA se presentó con sus abogados y su compañera, Irate Aranzabal.
  • Cree que no hay bases para desconfiar de la Justicia española y que debe ser ésta la que evalúe el impacto de BELFAST, 1 (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) El juez norirlandés que preside el proceso de extradición de José Ignacio de Juana Chaos ha fallado a favor de la entrega del ex preso de ETA a la Justicia española para responder del delito de enaltecimiento del terrorismo que le imputa la Audiencia Nacional.
  • Los dos principales partidos de Irlanda del Norte han alcanzado un acuerdo que supondrá la devolución de las competencias en Seguridad y Justicia de Londres a Belfast y pone fin a un largo contencioso que amenazaba con derribar el Gobierno norirlandés compartido entre católicos y protestantes.

Página 1 de 8