Desvelan los detalles del Galaxy S8: dos modelos de pantalla y más caro

El nuevo teléfono Galaxy S8 se presentará el día 29 de marzo y se lanzará el día 21 de abril en Nueva York.

Las pantallas serían de 5,8 pulgadas y el de mayor tamaño de 6,2 pulgadas. También será unos 100 euros más caros de media que su antecesor: 800 y 900 euros.

Desvelan los detalles del Galaxy S8: dos modelos de pantalla y más caro

Evan Blass (el popular @evleaks que suele desvelar todos los detalles de los nuevos lanzamientos tecnológicos) ha acabado con el secretismo y la emoción de la presentación del nuevo modelo de teléfono de Samsung, el Galaxy S8.

El nuevo teléfono Galaxy S8 se presentará el día 29 de marzo y se lanzará el día 21 de abril. La presentación oficial tendrá lugar en Nueva York y Blass ha mostrado incluso imágenes del frontal del aparato.

El Galaxy S8 llegaría en dos tamaños, uno de 5,8 pulgadas y el de mayor tamaño que llegaría a las 6,2 pulgadas. También será unos 100 euros más caros de media que su antecesor: 800 y 900 euros, respectivamente.

Estas dos pantallas serán QHD Super AMOLED, lo que significa que tendrán una resolución 4K en un panel muy brillante. Lo más interesante es que serán pantallas con bordes curvos, al estilo de los Edge, que parece que será descontinuado e integrado por completo en la gama 'normal'.This is the Samsung Galaxy S8, launching March 29 https://t.co/lQZ0K0q2MA pic.twitter.com/dlusRMX4YH— Evan Blass (@evleaks) 26 de enero de 2017

Ambos llegarían con almacenamiento base de 64GB, compatibles con microSD de hasta 256GB, 4GB en RAM, puerto USB-C con carga rápida, jack 3,5 mm para audífonos, y doble altavoz estéreo ubicado en la parte inferior del dispositivo.

Una de las principales novedades será pantalla sensible a la presión, el 'itouch' del iPhone. El dispositivo de Samsung contará con esta característica y que servirá para mostrar diversas opciones y menús contextuales en aplicaciones y otras zonas de la interfaz.

Samsung también integrará su propio asistente para contrarrestar al de Google. Se llama Bixby y, en teoría, podrá asumir instrucciones más complejas que sus competidores, pero esto tendrá que demostrarse con hechos y no con palabras.

Ahora en portada

Comentarios