Dubai, la primera ciudad que incorporará taxis voladores 'anti-atascos' y sin pilotos

El modelo 'Autonomous Aerial Vehicle', fabricado por la empresa china Ehang, cuenta con los máximos estándares de seguridad. Es ecológico y no necesita ser tripulado por personas.

Los usuarios deberán solo hacer clic en el navegador 'touch screen' del tablero y el vehículo le conducirá al destino deseado. 

La propuesta se suma a la del coche volador Liberty Piooner fabricado por la empresa holandesa PAL-V, que ya está disponible en el mercado.

Así será el taxis volador 'anti-atascos'.

Durante el encuentro 'World Government Summit', que ha tenido lugar en la ciudad emiratí de Dubai la pasada semana, el Gobierno de ese país ha anunciado que tiene particular interés en incorporar el sistema de coches voladores sin pilotos, para evitar los atascos en sus calles. En realidad se trata de taxis autónomos, que pueden cumplir un trayecto máximo de entre 40 y 50 kilómetros de distancia, debido a su capacidad de abastecimiento.

En tiempo, el trayecto del viaje no puede ser superior a la media de hora. La capacidad de estos vehículos, por ahora, es de monoplaza. Es decir, podrán utilizar estos taxis una persona por cada trayecto. Las máquinas están diseñadas con tableros que especifican la altitud, velocidad y tiempo de aproximación a destino, entre otros datos.

La Autoridad de Rutas y Transporte de Dubai (RTA, por sus siglas en inglés) ha presentado un modelo denominado 'Autonomous Aerial Vehicle', que es fabricado por la empresa china Ehang. Se trata de un vehículo inteligente y ecológico que podrá ser utilizado en el transporte de cortas distancias y bajas altitudes.

El modelo cuenta con los máximos estándares de seguridad, según sus artífices, ya que incorpora sistemas informatizados vanguardistas que permiten impedir cualquier tipo de maniobras arriesgadas. El 'Autonomous Aerial Vehicle' está dotado de un sistema que, ante un eventual fallo en el funcionamiento de cualquiera de sus partes, hace aterrizar el vehículo en la zona más cercana.

Este sistema no necesita de un conductor. Los usuarios deberán solo hacer clic en el navegador 'touch screen' del tablero y el vehículo le conducirá al destino deseado, mediante un sistema de GPS. Siempre por seguridad, el sistema prohibirá el despegue en caso de condiciones climáticas adversas.

También, el coche volador es ecológico: está diseñado con tecnología completamente verde y es eléctrico, con dos potentes propulsores en cada ala. Para viajar en él, tampoco se necesitará una licencia de conducir especial.

Las autoridades del trasporte emiratíes aún no han detallado la fecha de comienzo de este sistema, pero todo indica que no habrá que esperar mucho tiempo para que sea incorporado, más teniendo en cuenta que hay otros modelos en esta línea que ya se encuentran disponibles en el mercado.

Es el caso, por ejemplo, del coche volador Liberty Pioneer. Consiste en un modelo fabricado por la empresa holandesa PAL-V, dedicada a la fabricación de estos futuristas vehículos. La firma ya ha comenzado a comercializar sus primeros modelos a un precio muy poco asequible: 499.000 euros.

Tras los exitosos programas de pruebas de sus vehículos conceptuales en los años 2009 y 2012, PAL-V comenzó con el diseño de sus productos comerciales que ha lanzado esta semana. Los vehículos cumplen con la normativa europea y estadounidense tanto de aviación como de circulación por las carreteras.

Ambos vehículos cuentan con tres ruedas y un tamaño similar al de un turismo (4 metros de longitud, 2 de anchura y 1,6 de alto.), pero a diferencia de estos cuenta con una hélice -que se puede ocultar o desplegar-. Su sistema de propulsión se basa en dos motores Rotax.

A diferencia del 'Autonomous Aerial Vehicle' fabricado en China, que es autónomo y no requiere de conductores, este modelo holandés sí es tripulado por personas. Para despegar, aunque no requiere de un contacto permanente con las torres de control de los aeropuertos, sí está sujeto a las normativas aéreas y no puede iniciar el vuelo en cualquier espacio puesto que necesita al menos 165 metros de pista para elevarse y unos 30 metros para aterrizar.

La compañía, además, incluye con la compra de los vehículos un curso de conducción, lo que no exime de la necesidad de contar con licencia de piloto (PPL o LAPL), así como el permiso de conducir. El diseño del nuevo modelo cuenta con la clase diferenciadora italiana, gracias a colaboraciones con destacadas agencias de diseño italianas. Incorpora una propulsión de motor dual única que aumenta la seguridad de PAL-V Liberty. Durante la conducción, la suspensión rebajada y el "cockpit" inclinable se suman al tacto deportivo del coche en la carretera.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING