OSIRIS-REx no encuentra asteorides troyanos, pero muestra su capacidad

El equipo de la misión OSIRIS-REx de la NASA, una sonda en viaje al asteroide Bennu, han buscado sin éxito durante dos semanas asteroides troyanos de la Tierra, pero ha puesto a punto el equipo.

OSIRIS-REx no encuentra asteorides troyanos, pero muestra su capacidad

Se activó la cámara de imágenes MapCam de la nave espacial para escanear parte del espacio circundante en búsuqeda de estos elusivos objetos, que los científicos creen que pueden existir en una de las regiones estables que co-orbitan al Sol con la Tierra.

Aunque no se descubrieron troyanos terrestres, la cámara de la nave espacial funcionó perfectamente y demostró que podía tomar imáganes de objetos dos magnitudes más oscuros de lo que se esperaba originalmente.

La nave espacial, actualmente en su viaje hacia el asteroide Bennu, voló a través del centro del cuarto área Lagrangiana de la Tierra -una región estable a 60 grados frente a la Tierra en su órbita donde los científicos creen que los asteroides pueden quedar atrapados, como el asteroide 2010 TK7 descubierto por la misión WISE de la NASA en 2010.

Aunque no se descubrieron nuevos asteroides en la región que fue escaneada, las cámaras de la nave espacial MapCam y PolyCam adquirieron con éxito imágenes de Júpiter y varias de sus lunas, así como de los asteroides del Cinturón Principal.

"El Earth-Trojan Asteroid Search fue un éxito significativo para la misión OSIRIS-REx", dijo Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx, de la Universidad de Arizona, Tucson. "En este primer ejercicio práctico de las operaciones científicas de la misión, el equipo aprendió mucho acerca de las capacidades de esta nave espacial y las operaciones de vuelo que tenemos ahora por delante para cuando llegamos a Bennu".

La encuesta fue diseñada principalmente como un ejercicio para ensayar la búsqueda de posibles amenazas que realizará la nave espacial cuando se aproxime a su asteroide objetivo Bennu. Esta búsqueda permitirá al equipo de la misión evitar los satélites naturales que puedan existir alrededor del asteroide mientras la nave espacial se prepara para recoger una muestra para regresar a la Tierra en 2023, para el estudio científico.

La cámara MapCam de la nave espacial, en particular, se comportó mucho mejor de lo esperado durante el ejercicio. Basándose en las especificaciones de diseño de la cámara, el equipo anticipó la detección de cuatro asteroides del cinturón principal.

En la práctica, sin embargo, la cámara fue capaz de detectar asteroides en movimiento de dos magnitudes más débiles de lo esperado y un total de 17 asteróides de la cinta principal. Esto indica que la misión será capaz de detectar posibles peligros alrededor de Bennu antes y desde una distancia mucho mayor que la originalmente planeada, reduciendo aún más el riesgo de la misión.

Los científicos todavía están analizando las implicaciones de los resultados de la búsqueda para la población potencial de los asteroides troyanos de la Tierra y publicarán conclusiones después de un estudio a fondo de datos de la misión.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios