¿Pruebas genéticas para conseguir un trabajo? Podría ser el futuro

David Furlonger y Stephen Smith, dos analistas de la consultora Gartner, creen que se podría utilizar la ciencia para detectar valores como el liderazgo o la inteligencia.

Los dos creadores de esta idea se basan en estudios que confirman una correlación entre genes y habilidades, aunque la normativa existente es contraria.

Getty Images

Conseguir un puesto de trabajo puede ser un camino tortuoso. Entrevistas grupales, individuales, comprobar si el nivel de inglés que aseguras poseer es cierto, más un casi seguro período de prueba que puede acabar en nada. Pero un nuevo obstáculo podría aparecer en el mercado laboral: las pruebas genéticas.

David Furlonger y Stephen Smith, dos analistas de la consultora Gartner, aseguraron hace unos meses que aplicar pruebas sobre el material genético podría usarse para decidir si hay que contratar a una persona u otra. Basan su teoría en diversos estudios que confirman que el ADN puede informar sobre si se posee capacidad de liderazgo o del nivel de inteligencia.El liderazgo podría ser hereditario

Un estudio británico de 2013 afirmaba que el liderazgo era hereditario. Había encontrado características genéticas que se asocian con la posibilidad de que las personas asuman responsabilidades en la gestión, siendo la primera investigación en encontrar una secuencia específica de ADN asociada a esas cualidades. De ser así, las empresas querrían contar con gente así en sus plantillas.

Expusieron su visión el pasado mes de octubre,  en el Symposium IT/xpo -un evento diseñado por Gartner para dar a conocer ideas que podrían alterar seriamente el mundo-. Pero lo cierto es que la normativa vigente prohíbe realizar pruebas genéticas sobre los trabajadores.En Estados Unidos está prohibido

Desde 2008 está en vigor en Estados Unidos la Ley de Discriminación por Información Genética (GINA), que fija que no se pueda discriminar a una persona dependiendo de su material genético. También prohíbe que se niegue un plan de salud o un seguro médico dependiendo si se tiene predisposición genética a desarrollar una enfermedad. Aun así, el potencial de esta medida preocupa incluso a los autores.

Furlonger y Smith afirmaron que los científicos ya han empezando a comprender los vínculos entre ciertos genes y rasgos como el alto índice de inteligencia, habilidades de liderazgo y otras cualidades deseables. Aunque subrayaron que era altamente inviable que salga adelante.

Poder averiguar las condiciones genéticas de cada uno derivaría en un nuevo tipo de entrevista según ambos analistas. Y ya que la información genética desvela información sobre las habilidades y actitudes, "se podrían empezar a modelar formas de consultarla sin infringir la ley", dijo Smith. De hecho, es algo que se hace con los deportistas profesionales, cuyas altura y peso son diferentes a la media.En España, tampoco se podría llevar a cabo

Pedir una prueba genética en España para obtener un trabajo también vulneraría los preceptos generales de las leyes, a pesar de que no exista ninguna norma específica al respeto. Según expertos consultados por lainformacion.com, esta prueba vulneraría el derecho a la intimidad, así como a la igualdad, ambos consagrados en la Constitución del 78.

Además, cualquiera que recibiera una petición de este tipo, podría presentar una denuncia por vulneración del derecho a la intimidad, por la vía civil o penal, según el daño que se haya podido hacer al candidato.

De esta manera, la Constitución dice que los españoles “son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquiera otra condición o circunstancia personal o social”.

Por otro lado, estos límites quedaron reforzados por la Ley de Igualdad de 2007, que promueve la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y apuesta por llevar a cabo políticas activas que eliminen los obstáculos que dificulten la igualdad de género en la sociedad española. ¿Qué otras cosas no pueden preguntar en una entrevista de trabajo?

Edad. Pese a que el entrevistador puede hacerse una idea de tu edad al verte frente a él, es ilegal que te haga preguntas sobre la edad.

Nacionalidad y raza.  Puedes negarte a responderlas ya que el entrevistador estaría incurriendo en un grave error, por el que se pueden tomar medidas legales contra la empresa.

Salud y discapacidad. Si padeces alguna enfermedad o tienes una discapacidad no estás obligado a contarlo en una entrevista. Existen algunas excepciones, por ejemplo, si te presentas a un puesto que requiera superar unas determinadas pruebas físicas.

Situación familiar. Ninguna entrevista de trabajo debería abordar cuestiones relativas a tu situación personal o familiar, tanto la actual como de cara a futuro.

Otras cuestiones personales. En este ámbito entrarían las preguntas relativas a la religión, las opiniones políticas...

Ahora en portada

Comentarios