La central nuclear de Vandellós II detecta un fallo en un indicador "sin consecuencias para las personas"

La central nuclear Vandellós II, en l'Hospitalet de l'Infant (Tarragona), ha detectado el fallo del indicador de uno de los transmisores de presión del presionador en el panel de parada remota.

El incidente, "no ha tenido consecuencias para las personas ni para el medio ambiente", ha informado en un comunicado la Associació Nuclear Ascó-Vandellós II (Anav).

Central nuclear de Vandellós II

La central nuclear Vandellós II, en l'Hospitalet de l'Infant (Tarragona), ha detectado el fallo del indicador de uno de los transmisores de presión del presionador en el panel de parada remota, sin que haya tenido consecuencias para las personas ni para el medio ambiente, ha informado este viernes en un comunicado la Associació Nuclear Ascó-Vandellós II (Anav).

Siguiendo los procedimientos establecidos, lo ha notificado al Consejo de Seguridad Nuclear y ha tomado las acciones pertinentes para restablecer la operabilidad de éste indicador y, en el momento de la notificación al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), la deficiencia ya se encontraba corregida.Panel de parada remota

El panel de parada remota permite que se pueda detener ordenadamente el funcionamiento de la central en caso de que no fuera posible acceder a la sala de control, y actualmente la central se encuentra operando con normalidad, al 100% de su potencial.

En un análisis posterior, se ha comprobado que la anomalía estaba presente anteriormente --desde que la planta entró en modo 3 (disponible caliente), poco antes de su sincronización a la red tras concluir su reciente 21 recarga de combustible--, pero la anomalía no era observable debido a la condición de parada en que se encontraba la planta.Consejo de Seguridad Nuclear

El CSN ha considerado que se han llevado a cabo las acciones pertinentes y se ha restablecido el funcionamiento normal del transmisor de presión fallado y ha clasificado el suceso "provisionalmente con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (Ines), porque no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medio ambiente".

En un comunicado, el Consejo ha añadido que el fallo se mantuvo durante un tiempo superior al establecido en las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF) de la central que requieren que, en ante un fallo como éste, todos los componentes del panel de parada remota deben estar disponibles en un máximo de siete días.

En caso contrario, en las siguientes 12 horas se debe llevar la central a una situación segura con el reactor parado y con la temperatura y la presión del sistema del refrigerante del reactor en condiciones similares a las del funcionamiento normal (modo 3 de operación), ha explicado el CSN en un comunicado este viernes.

Ahora en portada

Comentarios