WhatsApp y Facebook serán investigadas en España por el intercambio de datos

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) investigará el intercambio de datos que realizan Facebook y WhatsApp, decretado obligatorio recientemente.

Afirman que quieren saber si respetan la normativa española de protección de datos, qué hacen con la información y para qué la usan.

Facebook-Owned Mobile Messaging Application WhatsApp Adds End To End Encryption

Puede que el intercambio de datos entre WhatsApp y Facebook dure menos de los previsto. Tras el cambio que sufrieron las políticas de privacidad y los términos de uso la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha decidido investigar "las comunicaciones de datos personales realizadas entre Whatsapp y Facebook, así como los tratamientos que dicha comunicación genera".

No es el primer caso en el que un país europeo decide investigar cómo están actuando ambas empresas tecnológicas. Ya el pasado 27 de septiembre la Comisión para la Protección de Datos y la Libertad de Información de Hamburgo (Alemania) prohibió a WhatsApp recopilar la información de los usuarios del país. La Oficina del Comisionado de información (ICO, por sus siglas en inglés) de Reino Unido ha iniciado también una investigación sobre la transferencia de datos entre las dos compañías.

La AEPD afirma que quiere conocer si las compañías "respetan la legislación española de protección de datos así como determinar, en su caso, las responsabilidades correspondientes". En concreto, investigará "qué información de los usuarios de Whatsapp se recoge y envía a Facebook, los fines para los que se utiliza, (...), o las opciones que se ofrecen a los usuarios para oponerse a los tratamientos de su información personal.El cambio de política alertó a los usuarios

La actuación se coordinará con otros países europeos, entre los que están Alemania, Italia o Reino Unido, siendo el objetivo determinar el "impacto que determinados productos o servicios pueden tener sobre la privacidad y la protección de datos de los ciudadanos".

Ya la AEPD avisó de que investigaría este cambio en las políticas y términos, que se remontan a finales de agosto. Un cambio que levantó ciertas sospechas entre los usuarios de la aplicación, ya que no quedaba claro hasta que punto iba a llegar el intercambio de datos.

WhatsApp aseguró que no compartiría los mensajes -que permanecerán cifrados-  ni la información de perfil: nombre, foto y estado. Estos cambios podían ser rechazados al principio, pero hace unas semanas impuso su normativa a todo el mundo, lo que aturdió más a sus clientes.

La ambigüedad de las compañías, que aseguraban que el cambio era para "mejorar experiencias respecto a anuncios y productos", ha hecho que las autoridades pongan la lupa sobre las tecnológicas norteamericanas, a las que desde hace tiempo se les viene estrechando el cerco.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios