Apple se hace con la parte más apetecible del mercado de los teléfonos móviles

  • A pesar de que a nivel de unidades vendidas en el total global de los dispositivos móviles su cuota es relativamente modesta, Apple ha conseguido hacerse con casi el 40 por ciento de los beneficios que genera este sector

Según datos de Canaccord Genuity e IDC publicados en la revista Fortune, Apple está usando la misma estrategia con los teléfonos móviles que ya usara con los ordenadores portátiles para hacerse con la «cuota de mercado más apetecible» del sector: la que mayores beneficios genera para la empresa.

En el mercado de los portátiles, Apple acaparó durante los últimos trimestres más del 90 por ciento de la cuota de mercado relativa a los equipos de más de 1.000 dólares, a pesar de tener tan solo el 4 por ciento de la cuota de mercado global que está plagada de equipos de gamas más bajas, tanto laptops como netbooks. El resultado: pingües beneficios.

Entre los datos del estudio de IDC se indica que Apple vendió unos 17 millones de dispositivos móviles en el primer semestre de 2010, que es tan solo una pequeña parte de todos los que se vendieron globalmente. Pero gracias a esas ventas se hizo a su vez con el 39 por ciento de los beneficios de ese sector en su totalidad. Comparativamente, Nokia, Samsung y LG vendieron 400 millones de teléfonos móviles pero sus cuentas sólo suman el 32 por ciento de los beneficios.

Apple ha sido durante sus distintas épocas casi siempre fiel a su estrategia de no producir demasiadas versiones de los mismos equipos e incluso ofrecer una única versión «café con leche para todos» generalmente situada en la gama alta. Este es el caso de los últimos iPhone 4, cuyo precio libre empieza a partir de los 600 euros, y de los iPad, a partir de unos 490 euros. Estos precios son para teléfonos libres, pero se pueden trasladar a las ofertas con contratos de permanencia que permiten conseguirlos más baratos a través de diferentes operadoras móviles, dado que todas las compañías realizan más o menos el mismo tipo de acuerdos.

En comparación, hay literalmente miles de teléfonos más baratos, o decenas en el caso del iPad, pero mientras que Apple es capaz de exprimir casi el 50 por ciento de cada venta como margen bruto, otros fabricantes a duras penas llegan al 10 por ciento, lo que significa que deben vender decenas o cientos de teléfonos para conseguir el mismo margen que Apple consigue con una sola unidad de sus productos.

Los analistas expertos en la materia consideran que este tipo de estrategia es un factor altamente valorado por el mercado que ha situado a la compañía de Cupertino en las últimas semanas como la segunda mayor compañía del mundo según su capitalización de mercado.

Mostrar comentarios