Arranca un renovado SIMO

Windows 7 será el protagonista del nuevo SIMO
Windows 7 será el protagonista del nuevo SIMO
Wicho / Microsiervos
Wicho / Microsiervos

El Salón Internacional del Mobiliario de Oficina, más conocido como SIMO, se celebró de forma ininterrumpida desde 1961 hasta 2007, aunque con el tiempo se fue especializando cada vez más en los equipos de procesado de información de todo tipo, hasta el punto de cambiar en 1994 su nombre a SIMO TCI, Feria Internacional de Informática, Multimedia y Comunicaciones.

Pero en los últimos años la electrónica de consumo iba ganando más y más espacio en el salón, lo que unido a la presencia cada vez más abundante de visitantes no profesionales le hicieron ir perdiendo cada vez más atractivo.

Finalmente, en 2008 la baja de muchas de las empresas que tradicionalmente participaban en él forzó la cancelación de la edición de ese año con la idea de buscar una fórmula que permitiera renovarlo y volverlo de nuevo atractivo.

Así que hoy arranca un renovado salón, bautizado ahora como SIMO Network, que con una duración de solo tres días y mucho menos espacio de exposición -este año ocupa sólo dos pabellones del IFEMA en los que estarán presentes 309 empresas- pretende convertirse de nuevo en una cita obligada para los profesionales del sector. De hecho, no está previsto que el público en general tenga acceso a ella y se esperan unos 20.000 visitantes frente a los cerca de 300.000 de las últimas ediciones en el formato anterior.

La idea es aprovechar estos tres días para que no solo los expertos en tecnología de las empresas sino para ofrecer contenidos y divulgación de los conocimientos necesarios para que cualquier responsable de otra área que haga uso de esta pueda sacarle provecho y ponerse al día.

Por esto toma especial importancia el completo programa de conferencias organizado en coordinación con el Instituto de Empresa, aunque no se deja de lado la parte comercial, ya que hay una serie de actividades enfocadas también al canal de distribución.

Esta edición del SIMO se abre además a Internet, ya que se podrán seguir muchos de los actos en directo a través de esta, además de a través del blog del salón y de distintos canales en varias redes sociales.

Es conveniente mencionar, de todos modos, que no solo el SIMO ha sufrido este tipo de crisis, sino que otras grandes ferias similares en el resto del mundo también han visto en los últimos años como sus cifras de asistentes y expositores han ido bajando, con lo que parece que está claro que su fórmula ya no funciona y que no les queda más que renovarse o morir, lo que da especial relevancia a la edición de este año.

Mostrar comentarios