Avistan en México 9 ejemplares de cetáceo endémico al borde de la extinción

Nueve ejemplares de vaquita marina, el único cetáceo endémico de México, que se encuentra al borde de la extinción, fueron avistados por especialistas de la Secretaría de Medio Ambiente de México (Semarnat) cerca de las Rocas Consag, en el Golfo de California, informó hoy esa dependencia.

México, 20 sep.- Nueve ejemplares de vaquita marina, el único cetáceo endémico de México, que se encuentra al borde de la extinción, fueron avistados por especialistas de la Secretaría de Medio Ambiente de México (Semarnat) cerca de las Rocas Consag, en el Golfo de California, informó hoy esa dependencia.

Los ejemplares de vaquita marina (Phocoena sinus), entre los que se encontraban una cría y tres individuos jóvenes, fueron vistos cerca de una zona de refugio para la protección de esta especie, que habita frente a las costas de los estados mexicanos de Baja California y Sonora, en el Mar de Cortés, señaló la Semarnat en un comunicado.

La pequeña marsopa, de unos 50 kilos y 1,5 metros de largo cuando es adulta, acostumbra dar crías cada dos años y ha sido vista en contadas ocasiones en la última década.

Desde su aparición en 1958, cuando biólogos estadounidenses hallaron varios cráneos de una especie entonces desconocida, hasta que se realizó el primer censo en 1997, el número de ejemplares de este mamífero mitad ballena mitad delfín pasó de varios a miles a cerca de 600.

En 1985 fueron hallados los primeros ejemplares enteros, aunque ya muertos, de este cetáceo considerado el de mayor peligro de extinción en el mundo.

El ministro mexicano de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira Quesada, indicó en el comunicado que el avistamiento es un "aliciente para continuar y fortalecer los programas de conservación de esta especie".

En dichos programas, dijo, participan "diversos sectores de la sociedad, entre autoridades estatales, municipales y organizaciones civiles, tanto nacionales como extranjeras".

Según el funcionario, a la fecha se han invertido alrededor 425 millones de pesos (32,6 millones de dólares) para la conservación de la vaquita marina, lo que ha permitido retirar 247 embarcaciones menores y reemplazar las redes por otros artes y métodos de pesca.

La observación de los mamíferos tuvo lugar cuando un equipo de expertos retiraba una serie de equipos de detección acústica que son usados para vigilar a la vaquita marina.

Las nueve marsopas iban en tres grupos, uno de cinco ejemplares, y dos integrados por dos animales cada uno.

Desde 2008 se prohíbe la pesca con redes dentro de la denominada Área de Refugio para la Protección de la Vaquita, en el Alto Golfo de California, establecida en 2005.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios