Bacterias controladas por ordenador construyen una pirámide

  • Un sistema informático desarrollado por el NanoRobotics Laboratory de la École Polytechnique de Montréal, en Canadá, puede controlar una colonia de bacterias para que realicen ciertas tareas a escala micrométrica.
Nacho / Microsiervos

Una de las primeras tareas encomendadas a un grupo formado por unas 5 mil bacterias magnetotácticas ha sido la construcción de una réplica -de poco más de cien micras de altura- de la Pirámide escalonada de Zoser, uno de los primeros modelos de pirámide de gran tamaño construida por el hombre.

Las bacterias magnetotácticas se mueven siguiendo el campo magnético de la Tierra gracias a que sus elementos celulares contienen cristales magnéticos. Por tanto se puede alterar su movimiento y comportamiento aplicando campos magnéticos controlados.

El objetivo de esta investigación es conseguir que las bacterias realicen tareas específicas a muy pequeña escala, como podría ser depositar medicamentos directamente en el interior de un tumor. Ya antes el NanoRobotics Laboratory había conseguido desplazar bacterias a través del torrente sanguíneo de una rata dirigiéndolas con un equipo de imagen por resonancia magnética.

Según se explica en Computer-Controlled Swarm of Bacteria Builds Tiny Pyramid

Los investigadores han desarrollado un microcircuito electrónico que contiene tanto la colocania de bacterias como una matriz formada de elementos conductores que producen campos magnéticos. Controlando cuidadosamente qué elementos conductores se activan el circuito puede mover a las bacterias en diferentes direcciones. Un ordenador y un microscopio permiten ver y seguir los movimientos de las bacterias y ajustar los elementos conductores para lograr que el comportamiento de las bacterias sea el deseado

El vídeo Swarm of Bacteria Builds Tiny Pyramid (YouTube, 2:58 minutos) se muestra el proceso acelerado, que en total duró quince minutos.

Mostrar comentarios