Corea del Sur coloca el cohete Naro en la plataforma para lanzarlo el viernes

  • Corea del Sur colocó hoy en la plataforma de lanzamiento su cohete Naro-1, el primero desarrollado parcialmente con tecnología local, que este viernes intentará enviar al espacio, por tercera vez, si las condiciones meteorológicas no lo impiden.

Seúl, 24 oct.- Corea del Sur colocó hoy en la plataforma de lanzamiento su cohete Naro-1, el primero desarrollado parcialmente con tecnología local, que este viernes intentará enviar al espacio, por tercera vez, si las condiciones meteorológicas no lo impiden.

El vehículo lanzador se encuentra ya en una plataforma ubicada en la localidad de Goheung (suroeste) y entre hoy y mañana los técnicos colocarán en posición vertical el cohete con la ayuda de un brazo erector, confirmó a Efe un representante del Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI).

Una vez se complete esta tarea, Corea del Sur dará por finalizados los preparativos para tratar nuevamente de lanzar el Naro-1 este viernes y poner en órbita el satélite que lleva a bordo, tras dos intentos fallidos en 2009 y 2010.

El propulsor de la primera etapa de lanzamiento del cohete es de fabricación rusa, mientras la segunda etapa, alimentada por combustible sólido y que alberga un pequeño satélite, ha sido diseñada y ensamblada en el país asiático.

El primer intento de lanzamiento del Naro-1, en agosto de 2009, fue considerado un "éxito a medias" ya que alcanzó la órbita deseada, pero un defecto en los mecanismos de apertura impidió liberar adecuadamente el satélite que portaba.

En el segundo intento, en junio de 2010, el cohete surcoreano estalló aproximadamente a los dos minutos de despegar por problemas en el sistema eléctrico del proyectil, según una investigación posterior, en un fracaso que supuso un serio revés para el programa espacial del país asiático.

De lanzar con éxito el Naro-1 en el tercer intento, Corea del Sur planea iniciar el desarrollo de un cohete espacial de fabricación cien por cien nacional, el KSLV-2, mediante un programa de tres etapas que comprende el desarrollo de dos motores de empuje hasta el año 2018.

Corea del Sur se ha marcado el objetivo de convertirse en la décima potencia espacial del mundo al unirse al selecto club en el que figuran otros países asiáticos como China, Japón o la India.

Mostrar comentarios