Según Frank Abagnale

Los ocho errores que cometes al crear tus contraseñas, según un experto en fraude

Aunque no lo creamos, crear códigos con números, mayúsculas, minúsculas y puntos, hacen las contraseñas más vulnerables. 

Contraseñas
Los 9 errores que cometes al crear tus contraseñas, según un experto en fraude

Frank Abagnale es uno de los estafadores más famosos del mundo. Suplantó identidades para canjear cheques falsos. Se hizo pasar por piloto, médico y abogado. Amasó una fortuna de 2,5 millones de dólares. Su historia, incluso, llegó a la gran pantalla de mano de Steven Spielberg y bajo el rosto del oscarizado Leonardo DiCaprio en 'Atrápame si puedes'. 

Tras pasar un tiempo en la cárcel, el FBI ofreció a Abagnale colaborar con ellos. Desde entonces, ha pasado más de 45 años trabajando y asesorando a cientos de instituciones financieras, corporaciones y agencias gubernamentales para ayudarlos en su lucha contra el fraude. Tiempo que le ha bastado para convertirse en una de las autoridades más respetadas en materia de falsificación y ciberseguridad. Ahora, a través de CNBC, habla sobre la necesidad de proteger las contraseñas y los errores principales que cometemos al crearlas. 

Cambiarlas con demasiada frecuencia

Aunque pueda parecer lo contrario, cambiar las contraseñas con frecuencia, es algo "contraproducente". Esto puede hacer que se olviden y no significa que los ciberdelincuentes no puedan robarlas. 

Hacerlas demasiado complejas

Que las contraseñas tengan mayúsculas, minúsculas, puntos y símbolos extraños no quiere decir que aporten una mayor seguridad. Tanto es así que hay estudios que señalan que este tipo de complejos requisitos, hacen incluso que las contraseñas sean más inseguras. 

No examinarlas

Se recomienda que siempre que se cree una contraseña se compare o examine con las de las listas más comunes o más vulnerables. Hay páginas webs como Enzoic.com y Passwordrandon.com donde se puede comprobar esto. 

Reutilizar contraseñas

Tener la misma contraseña en varios sitios es peligroso, según indica Abagnale. Es obvio, una vez que te la roban pueden acceder con ella a distintos sitios. 

Ser demasiado familiar

Que las contraseñas sean nombres de seres queridos, familiares, mascotas, lugares de origen, cumpleaños o fechas, es también una práctica peligrosa. 

Recordarlas en un dispositivo

Según explica Frank Abagnale, nunca hay que utilizar las opciones de "guardar" o "recordar" en un dispositivo también es vulnerable para la privacidad. 

Usar contraseñas comunes

Todavía hay gente que utiliza '12345' o 'qwerty' como contraseñas. Lo cierto es que muchos ciberdelincuentes establecen el robo de información como una estrategia como punto de entrada de de "adivinanzas". 

Almacenar todas las contraseñas en una lista 

Tener todas las contraseñas apuntadas en un papel no está mal. Que esta lista esté guardada en un teléfono u ordenador, sí. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING