La recogida selectiva móvil en el centro de Palma se pondrá en marcha a partir de abril, tras su adjudicación

El Consejo de Administración de Emaya ha adjudicado este viernes la maquinaria necesaria para la puesta en marcha de la recogida selectiva móvil en el centro de Palma que se pondrá en marcha en el casco histórico de la ciudad, en dos fases, en abril y octubre de 2017, y que dará servicio a 13.000 vecinos del casco histórico de Palma.

En concreto, el Consejo de Administración ha adjudicado por 1,8 millones de euros a Grau Maquinària i Serveis Integrals la adquisición de 18 vehículos eléctricos y 74 plataformas de contenedores.

Asimismo se ha adjudicado la maquinaria auxiliar necesaria para el sistema, un camión, tres compactadoras y dos cajas abiertas a Mecánica Balear, por 240.800 euros.

En una primera fase llegarán a partir de marzo seis vehículos eléctricos y 24 plataformas de contenedores para poner en marcha el sistema de recogida selectiva móvil en los barrios de la Calatrava, Montesión y Sindicato.

En las primeras semanas se realizarían las pruebas con los vehículos para determinar el tiempo de instalación, requerimientos de circulación y acabar de concretar puntos exactos de instalación. El sistema se pondría en marcha para los vecinos en abril después de Semana Santa.

El resto de maquinaria, 12 vehículos eléctricos y 50 plataformas, llegarían tras el verano para implantar el sistema al resto de barrios de la zona del centro que contará con este sistema de recogida de residuos: Puig de Sant Pere, la Lonja-Born, Sant Jaume, Sant Nicolau, la Seu y Cort.

Ahora en portada

Comentarios