Correos pone en marcha sus consignas 'citypaq' en estaciones de trenes


Correos iniciará esta semana en algunas estaciones de tren de Cataluña su servicio de mensajería y paquetería ‘Citypaq’, las máquinas de entrega de paquetes en lugares públicos, e invertirá 83 millones de euros este año para avanzar en su posicionamiento en el mercado de comercio electrónico.
En una entrevista concedida a Servimedia, el presidente de Correos, Javier Cuesta, explicó que esta semana se dará inicio a su servicio de ‘Citypaq’ por el que se instalarán “grandes armarios con 50 o 60 cajones” en distintos lugares públicos.
En concreto, las cinco primeras máquinas instaladas en estaciones de gran afluencia de público en la red de Ferrocarriles de la Generalitat estarán operativas esta semana, y le seguirán otras estaciones de Cercanías, autobuses, Metro y distintos lugares públicos “con tránsito” en ciudades como Madrid o Sevilla. La compañía contempla la instalación de otros 60 ‘CityPaq’ en Madrid y Barcelona a lo largo de este año.
Este nuevo servicio, que ya se desarrolla en otros países como Estados Unidos o Alemania, se sumará a otro puesto en marcha el pasado verano, ‘Homepaq’, terminales automatizados instalados en los lugares comunes de paso en comunidades de vecinos. A través de una aplicación en dispositivos móviles u ordenador, cada vecino se puede dar de alta como usuario y cada vez que requiera enviar o recibir un paquete obtendrá un código de barras que le permitirá abrir los compartimentos del 'Homepaq'.
Cuesta explicó que el objetivo es “dar todas posibilidades para que las ventas por internet (e-commerce) se activen en España como en el resto del mudo”, ya que ésta será “la base de nuestra actividad futura”.
83 MILLONES DE INVERSIÓN
En este sentido, indicó que España se encuentra retrasada respecto al comercio electrónico en comparación con el resto de Europa, sin embargo el 'e-commerce' se expandirá en los próximos años e implicará una “gran necesidad” de entrega de paquetes.
“Para nosotros es una grandísima oportunidad el ‘e-commerce’, somos los mejor preparados y lo vamos a aprovechar”, apuntó Cuesta, quien destacó el “redimensionamiento y la apuesta importante” de los últimos años.
Por ello, con el fin de avanzar en su posicionamiento en comercio electrónico, Correos acometerá este año una inversión total de 83 millones de euros, en el marco de los 500 millones previstos en su plan a cinco años.
En los últimos tres años la sociedad estatal perteneciente a la SEPI ha puesto en marcha 13 centros de clasificación de paquetería y cubrir una mayor banda horaria de entrega y recogida de cartas y paquetes.
27.000 PDA EN JULIO
Además, la compañía postal ha cambiado todos sus centros de procesamiento de datos (CPDs) y adquirirá 7.000 nuevas PDA que se sumarán a las 20.000 que ya disponer, para que a finales del mes de julio los 27.000 carteros dispongan de estas agendas electrónicas de bolsillo.
“Seremos la compañía de Correos más avanzada del mundo” puesto que “ninguna tiene a todos sus carteros con PDA inteligente”, enfatizó Cuesta, tras citar otras iniciativas como el rediseño de las rutas y de recogida de buzones o sustitución de los carritos por otros nuevos eléctricos y de mayor tamaño para un mayor transporte de paquetes.
A pesar de esta evolución hacia las comunicaciones digitales y el comercio electrónico, Cuesta sostuvo que “las cartas no van a morir”, y aunque su volumen ha disminuido en los últimos años “seguirán siendo una parte importantísima en los próximos 15 años”.
El año pasado, Correos gestionó 3.500 millones de ítems, entre cartas, paquetes, certificados y otros, de los que casi el 90% fueron cartas.
Por otra parte, el presidente de Correos indicó que “la idea es seguir en los próximos años sin despedir a nadie y sin hacer ningún tipo de ERE”. En este sentido, explicó que la plantilla de trabajadores a tiempo completo alcanzó su pico, de 68.000 empleados, entre 2007 y 2008, cuando gestionaba 5.400 millones de ítems, sin embargo tras un descenso del 42% del volumen, la plantilla se sitúa en unos 51.000 trabajadores, un 20% menos. De cualquier forma, auguró que el ‘e-commerce’ implicará una necesidad de crecimiento en el número de recursos humanos en los próximos años, lo que hará que “el número de personas del grupo aumente”.

Ahora en portada

Comentarios