El supuesto nuevo iPhone que apareció tirado en el suelo de un bar

  • Según todos los indicadores en principio sólo quedan un par de meses para la presentación del próximo modelo iPhone. Su aspecto y características principales son un misterio, aunque el blog Gizmodo asegura tener un prototipo auténtico.
Nuevo iPhone OS: miel sobre hojuelas, pero no para todos
Nuevo iPhone OS: miel sobre hojuelas, pero no para todos
Nacho / Microsiervos

Gizmodo no ha escatimado en detalles y fotografías sobre las características aparentes y el aspecto físico del supuesto prototipo del próximo iPhone.

Al parecer este teléfono apareció tirado en el suelo de un bar de alguna población de California -San José o Redwood según la fuente- dentro de una funda expresamente adaptada y preparada para que a simple vista pareciese un iPhone 3G de los actuales.

De momento no está claro de dónde salió - si fue "e;encontrado"e; o "e;robado"e; y cómo esa unidad llegó a manos de Gawker, la editora de Gizmodo. Fuentes cercanas a Apple aseguran haber confirmado que Apple efectivamente ha "e;perdido"e; uno de sus prototipos, el cual "e;estaría muy interesada en recuperar"e;.

Actualmente hoy no hay muchas personas que lleven uno de los nuevos iPhone en el bolsillo. Probablemente no más de diez incluyendo al propio Steve Jobs, el cual "e;no parece ser de los que van mucho por bares"e;, recuerda Business Insider.

Según Gizmodo, aunque ellos mismos se muestran "e;tanto o más escépticos que cualquiera"e; de sus lectores, a lo largo de la semana que hace que lo tienen han encontrado lo que ellos consideran ser más indicios a favor de su autenticidad que en contra.

Curiosamente el teléfono mostrado en Gizmodo es muy parecido al que apareció por Twitter en febrero, aunque entonces nadie le dio demasiada importancia teniendo en cuenta que los "e;falsos nuevos modelos de iPhone"e; aparecen por Internet continuamente.

Engadget, que publicó también fotos de un dispositivo bastante parecido al de Gizmodo -si acaso no es el mismo- también cree que es auténtico. Su prueba es una foto espía de lo que se supone es un borroso prototipo del iPad -anterior a la presentación de éste- en el que casi de refilón aparece un aún más borroso iPhone de nueva generación.

Por lo que se sabe y se ha visto del nuevo teléfono bien podría ser el sucesor del actual iPhone 3G S. Físicamente comparte rasgos característicos tanto con éste como con otros diseños de Apple, incluyendo los actuales iMac e incluso con el iPad.

El modelo mostrado incorpora algunas mejoras demandadas por los usuarios para el iPhone, como la cámara frontal, la cámara posterior con flash y una pantalla de alta resolución, probablemente OLED y probablemente con 460 x 960 píxeles de resolución -aunque por algún extraño motivo en Gizmodo no han sido capaces de comprobar esto.

El marco de aluminio sería novedad y coincidiría visualmente con los iMac, monitores Cinema Display actuales e incluso con el iPad. Con éste también compartiría el formato microSIM para la tarjeta de la operadora. Los controles de volumen, sin embargo, no tendrían nada que ver con lo visto hasta ahora, ni en los iPhone actuales ni en ningún otro producto de Apple similar. Se especula que puede tener que ver con su doble función para operar la cámara integrada.

A diferencia del iPad o de los MacBook Pro, el aluminio se limitaría a un contorno y no a la totalidad del chasis como sucede también en el HTC Legend -uno de los teléfonos que más se podría haberse anticipado al nuevo diseño del iPhone, probablemente para alivio de HTC-, buscando interferir lo mínimo en la recepción de las ondas de radio.

Por supuesto, lleva la nueva versión del sistema operativo iPhone OS 4 cuya beta se presentó hace unas semanas.

La aparición del conocido como iPhone "e;4G"e;, "e;4″, "e;HD"e; o "e;3G S2″ por los aficionados a la "e;rumorología"e; podría dejar sin "e;efecto sorpresa"e; la próxima presentación de la compañía. Una seña de identidad común en las presentaciones de productos orquestadas por Steve Jobs desde 1984.

Pero también aunque este teléfono no fuese un iPhone 4 real puede ser un problema para Apple, ya que reúne todo lo que muchos usuarios de iPhone querrían ver hoy en el sucesor. Podría darse el caso de que el nuevo modelo resultase una decepción comparado con el falso. Sea como sea "e;es una situación que no beneficia a Apple"e;, comenta Gareth Beavis.

En realidad que éste teléfono sea o no el auténtico próximo iPhone es casi lo de menos: la cuestión respecto a los productos de Apple no es tanto "e;cómo es"e;, sino "e;cuándo podré tenerlo"e;.

Mostrar comentarios