Uno de cada tres españoles ya cree que Internet les complica la vida

Una macroencuesta realizada por MyWord a más de 8.000 cibernautas señala que el 38% de los ciudadanos creen que la Red les hace perder el tiempo.

El consumidor busca cada vez más la simplicidad en la tecnología, y muchos echan en falta el contacto humano a la hora de informarse y asesorarse sobre servicios y compras. 

No son pocos los españoles que muestran cierta resistencia por Internet.

Los hábitos de los cibernautas españoles están cambiando constantemente. Cada vez son más las personas que están conectadas on-line, pero también son muchos los que admiten que el cambio tecnológico genera ciertas resistencias. Así se desprende de un estudio realizado por la consultora MyWord, que ha entrevistado a más de 8.000 usuarios en España. El 31% admite que Internet y los aparatos tecnológicos con muchos servicios les complican la vida

Mikroscopia, que analiza de manera exhaustiva las microtendencias y hábitos de vida, consumo y compra, ha detectado que uno de cada dos ciudadanos necesita desconectar de la Red y de las redes sociales de vez en cuando y que el 38% cree que Internet le hace perder el tiempo.

Por otra parte, un 34% de la población echa en falta el contacto humano a la hora de informarse y asesorarse en materia de servicios y compras. Aunque se trata de un fenómeno más asociado a la mediana edad, afecta también a segmentos más jóvenes: 1 de cada 3 jóvenes (el 31% del total de encuestados entre los 18 y los 34 años), así lo declara en la investigación.

Respecto a las compras on-line, se produce un aumento imparable de esta tendencia, totalmente consolidada en el mercado español.  El 76% de los internautas compraron en la Red en el último año. En el futuro, en tanto, el 91% se ve comprando todo on-line en al menos una categoría de producto.

La necesidad de contacto humano es mayor a la hora de adquirir productos financieros, tecnológicos y de ropa y calzado, lo que hace pensar que la digitalización crecerá a menor ritmo en estos sectores. Así, preguntados por los productos en los que se echa particularmente en falta el contacto personal, un 60% de los encuestados señala que los productos financieros, un 58% que los tecnológicos y un 55% apunta a la ropa, el calzado y los complementos.

La investigación refleja, además, cómo ganan terreno el móvil y la tableta como medio habitual de compra on-line y uso virtual: un 17% compra hoy con su móvil y un 12% lo hace con la tableta. Las redes sociales adquieren protagonismo en el comercio on-line: el estudio detecta que ya hay un 15% que compra a través de ellas.

Belén Barreiro, directora de MyWord, ex presidenta CIS y con más de 20 años de dedicación al análisis científico de la sociedad, señala en este sentido que "aunque la revolución tecnológica se mueva a un ritmo estrepitoso, nosotros detectamos también resistencias: el consumidor, incluso si es joven, necesita el contacto humano, ya sea porque sienta que la experiencia de compra es insustituible o porque necesite de la confianza que despierta el cara a cara. Por ello, creemos que la digitalización no va a ir al mismo ritmo en todos los sectores".

En este contexto, el comercio electrónico se ha convertido en uno de los pilares de la transformación digital de empresas de todos los tamaños. Según estimaciones de The Boston Consulting Group, las ventas por Internet alcanzarán en 2016 un volumen de negocio en España de 24.700 millones de euros, lo que supone más que triplicar la cifra de 2009.

Según el informe Sociedad en Red del Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (Ontsi), el año pasado el volumen de negocio del comercio electrónico en España creció un 18% hasta 14.610 millones de euros.

 

Ahora en portada

Comentarios