Expertos critican fracaso de reformas en I+D+I planteadas por Gobierno alemán

  • La Comisión de Expertos en Investigación e Innovación encargada de asesorar desde 2006 al Gobierno alemán considera en su informe anual, entregado hoy a la canciller, Angela Merkel, que las principales propuestas de reforma planteadas por el Ejecutivo en materia de I+D+I han fracasado.

Berlín, 27 feb.- La Comisión de Expertos en Investigación e Innovación encargada de asesorar desde 2006 al Gobierno alemán considera en su informe anual, entregado hoy a la canciller, Angela Merkel, que las principales propuestas de reforma planteadas por el Ejecutivo en materia de I+D+I han fracasado.

Por una parte, la EFI, por sus siglas en alemán) reconoce que en los últimos tres años ha aumentado significativamente el dinero destinado a la investigación.

No obstante, el gremio asesor critica en su informe que la coalición de gobierno no ha cumplido en los últimos tres años con importantes promesas como los incentivos fiscales para I+D o el aumento de capital riesgo para empresas dedicadas a la investigación.

"No parece que a este ámbito se le dé primacía política", señalan los expertos, al tiempo que advierten al gobierno en contra de un exceso de "autocomplacencia" en lo que respecta a las políticas de formación e investigación.

En este sentido, el economista muniqués Dietmar Harhoff, presidente de la comisión formada por seis expertos, señala que muchas proyectos importantes han fracasado o ni han sido abordados.

"Las grandes insuficiencias en importantes ámbitos de la tecnología punta, así como de las tecnologías de información y de comunicación y de las ciencias biológicas, no han sido abordadas todavía de forma convincente", agrega el informe.

El límite del nuevo endeudamiento hasta el "déficit cero" en 2016 y la expiración del llamado pacto de solidaridad en 2019 -destinado a invertir fondos en mejorar las infraestructuras en el Este y relanzar así el territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA)- deja a Alemania ante un gran desafío fiscal, subraya.

Asimismo, Harhoff recuerda que todavía no se conoce acuerdo alguno que suceda a los diversos existentes ahora entre el Estado y los estados federados en el ámbito universitario y de la investigación.

Así, en 2015 expira el Pacto para Investigación e Innovación, en 2017 la Iniciativa de Excelencia para Investigación Universitaria y en 2020 el Pacto Universitario.

"La situación de crisis en la zona euro agudizará aún este rigor presupuestario", indica el informe.

De cara a los comicios legislativos de septiembre, los expertos exigen de los políticos su compromiso de asumir un "objetivo ambicioso": elevar hasta 2020 hasta el 3,5 % del producto interior bruto (PIB) el gasto público en I+D y los gastos en formación hasta el 8 %.

Esto es necesario, subraya el informe, "para que Alemania se coloque entre las naciones líderes en materia de innovación".

Los jefes de gobierno del Estado y los estados federados habían acordado en una cumbre sobre formación convocada por la canciller en 2008 elevar los gastos en investigación hasta el 3 % y en formación hasta un 7 % del PIB hasta 2015.

Mostrar comentarios