Geólogos proponen viajar atrás en el tiempo y apasionarse con la geología

  • Cabañeros (Ciudad Real).- Emprender un viaje hacia atrás en el tiempo para conocer el pasado de la Tierra es una de las propuestas realizadas por los geólogos españoles para divulgar la geología y hacer posible que la sociedad se apasione con esta ciencia.

Geólogos proponen viajar atrás en el tiempo y apasionarse con la geología
Geólogos proponen viajar atrás en el tiempo y apasionarse con la geología

Cabañeros (Ciudad Real).- Emprender un viaje hacia atrás en el tiempo para conocer el pasado de la Tierra es una de las propuestas realizadas por los geólogos españoles para divulgar la geología y hacer posible que la sociedad se apasione con esta ciencia.

Coincidiendo con la conmemoración, esta misma semana, del Día Internacional de la Madre Tierra, geólogos de toda España organizan a lo largo del día de hoy actividades en 36 provincias españolas con el propósito de hacer más cercana esta ciencia, con la intención de resaltar los valores que aporta a la sociedad y, sobre todo, con la finalidad de sensibilizar sobre la importancia y necesidad que existe de proteger el patrimonio geológico del país.

La Sociedad Geológica de España (SGE), la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra (AEPECT) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) son las entidades que organizan lo que se ha dado en denominar GeoloDía 2010.

Una jornada para promocionar ante el gran público una mirada diferente al patrimonio natural, aproximándose a los elementos que constituyen las raíces más íntimas de los paisajes, descubriendo que las rocas evocan historias apasionantes del pasado del planeta.

Un ejemplo de estas actividades es la que ha tenido lugar en el Parque Nacional de Cabañeros (Ciudad Real) donde cerca de trescientas personas han recorrido la conocida geo-ruta del Boquerón del río Estena.

Juan Carlos Gutiérrez Marco, Herranz y Agustín Pieren, científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Complutense de Madrid, han explicado a Efe que esta geo-ruta es un claro ejemplo de la geodiversidad que existe en España y supone un buen "escaparate" para divulgar la ciencia de la Geología.

Por ello, han querido mostrar los espectaculares afloramientos rocosos representativos del pasado marino de la Península Ibérica de una antigüedad entre los 520 y 465 millones de años, o los estratos fosilíferos de los períodos del Cámbrico y Ordovícico de la era paleozoica, que hace unos 300 millones de años se plegaron y se fracturaron durante la Orogenia Varisca y que, ahora, ofrecen numerosas posibilidades para descifrar lo que ha pasado en este largo periodo de tiempo.

Caminar por estos espacios, como lo han hecho los participantes en la jornada, "es como volver hacia atrás en el tiempo" han asegurado, para conocer las plácidas plataformas marinas rebosantes de vida del Ordovícico Medio (las famosas pizarras con trilobites de Navas de Estena) o los ambientes costeros poco profundos y afectados por tormentas del Cámbrico y Ordovícico Inferior.

Estos últimos, dijeron, "conservan todo un legado de huellas de animales moldeadas por la arena, algunas debidas a organismos de más de un metro de longitud, como gusanos gigantes y artrópodos anfibios enigmáticos".

Recorrer detenidamente estos lugares supone "adentrarse en un mundo apasionante" donde los caminantes tienen ocasión de ir descifrando las señales del pasado geológico, como las rizaduras de oleaje, resaca o tormenta idénticas a las actuales, la razón de la dureza y geometría de ciertos estratos, el comportamiento de los animales que caminaban o se enterraban en el fondo marino, los efectos de los plegamientos o la espectacularidad de pequeñas fallas.

La divulgación de la geología, han asegurado, es más fácil en el Boquerón del Estena, lugar que reúne tres geositios que forman parte del Patrimonio Geológico español con rango internacional, como la llamada Discordancia Toledánica, los yacimientos de huellas de gusanos gigantes y las congregaciones icnológicas de artrópodos para la muda o la reproducción.

Gutiérrez Marco comentaba que el interés por la geología en este territorio ha hecho posible iniciativas privadas como la Casa Rural del Boquerón del Estena, que sirve de base del estudio a los geólogos y paleontólogos que investigan en el Parque Nacional y cuyas dependencias se han convertido en un museo de los principales descubrimientos realizados en Cabañeros, lo que le lleva a recibir la visita de expertos de nivel internacional.

En este sentido, el científico ha señalado que, "al igual que el Parque Nacional de Cabañeros representa un santuario encomiable de la biodiversidad del ecosistema mediterráneo actual, lo es como territorio representativo de la geodiversidad del centro de la península por sus sucesiones marinas paleozoicas con personalidad tectónica propia, por su geomorfología y por los depósitos de tipo raña del Neógeno-Cuaternario".

Aníbal de la Beldad

Mostrar comentarios