Homenaje a Georges Méliès, Google le dedica el primer doodle interactivo 360°

Georges Méliès doodle
Georges Méliès fue un experto ilusionista famoso por liderar muchos desarrollos técnicos y narrativos / Google

Los equipos de Doodle de Google, Google Spotlight Stories, Google Arts & Culture y de la Cinémathèque française han colaborado en la creación del primer doodle interactivo de 360° y realidad virtual para conmemorar la vida y el talento del director de cine e ilusionista francés Georges Méliès.

Con este doodle, titulado 'Viaje a la Luna', Google conmemora la fecha de lanzamiento de la que se considera una de sus mejores obras maestras: ’A la conquista del polo’, un cortometraje del año 1912, inspirado en la novela de Julio Verne 'Las aventuras del capitán Hattera' que fue estrenado un 3 de mayo.

En numerosas ocasiones, Méliès se inspiró en hechos reales de la época. Por ejemplo, de su película 'À la conquête du pôle' (A la conquista del polo, 1912) se puede extraer una interpretación cómica y mágica de las entonces recientes expediciones de Amundsen y sus desafortunados rivales. Incluso llegó a construir un "gigante de las nieves" para la película en su estudio acristalado de Montreuil, gigante cuya sola cabeza ya medía dos metros.

Asimismo, Méliès demostró ser un auténtico visionario. Su película 'Le Voyage dans la Lune' (Viaje a la Luna, 1902) es una maravillosa predicción paródica de la llegada del hombre a la Luna, que acabó teniendo lugar 67 años después. Del mismo modo, con 'Le tunnel sous la Manche ou le Cauchemar franco-anglais' (El túnel bajo el canal de la Mancha, 1907), predijo la perforación del túnel del canal mucho antes de que se hiciera realidad.

La contribución de Méliès al séptimo arte fue toda una revolución. En una época en la que el cine empezaba a dar sus primeros pasos y prácticamente solo tenía fines documentales, Méliès abrió las puertas del sueño, de la magia y de la ficción con una sola mano combinando los universos de Robert-Houdin con la cronofotografía y la cinematografía de Marey y de los hermanos Lumière. Todo el conjunto de obras de Méliès brilla por su fantasía dinámica, su imaginación sin límites y su alegría irresistible. Los mundos que creó eran intensos, una mezcla única de fantasmagoría, perversidad, trampantojos, ilusiones, llamas, humo y vapor.

También imaginó y dio forma a varias innovaciones científicas de su época: construyó su propio eclipse solar con la maquinaria del estudio en 'L'éclipse du soleil en pleine lune' (El eclipse: el cortejo entre el Sol y la Luna, 1907), se burló de la medicina moderna en 'Hydrothérapie fantastique' (El secreto del doctor, 1909), montó una planta de energía eléctrica para la escenografía de 'À la conquête du pôle' (A la conquista del polo, 1912) e imaginó la televisión del futuro en 'Photographie électrique à distance' (Fotografía eléctrica a distancia, 1908) muchos años antes.

Méliès, que era un actor increíblemente ágil y un mimo extraordinario, también protagonizó casi todas sus películas. En algunas ocasiones, incluso llegó a multiplicarse en el escenario, como en 'L'Homme Orchestre' (El hombre orquesta, 1900), donde se ven a siete Méliès en el mismo fotograma. Gracias a un truco óptico, incluso hinchó su cabeza hasta hacerla explotar en 'L'homme à la tête en caoutchouc' (El hombre de la cabeza de goma, 1902).

Los dos ejemplos anteriores nos llevan a otra de las principales contribuciones de su mente innovadora: los efectos especiales. La magia que caracteriza hoy en día a George Lucas y Steven Spielberg no hubiera sido posible sin la gran variedad de técnicas que desarrolló Méliès: maquinaria escenográfica, pirotecnia, efectos ópticos, dropouts horizontales y verticales, obturación de la cámara, encadenados y sobreimpresiones, además de trucos y efectos de montaje o de color.

A Méliès le fascinaban las nuevas tecnologías, por lo que siempre andaba detrás de algún nuevo invento. Lideró muchos desarrollos técnicos y narrativos en los albores de la cinematografía, entre los que destacan el uso de efectos especiales y la creación de algunas de las primeras películas de ciencia ficción.

Hélène Leroux, creadora de Doodles y directora artística del proyecto, muestra de primera mano cómo se desarrolló el Doodle, producido por Nexus Studios: "Georges Méliès transformó el mundo del cine (y nuestras vidas) hace más de un siglo. Ha sido un inmenso placer poder descubrir el prolífico legado que nos ha dejado con sus cientos de películas. Para él, la película y la cámara eran algo más que simples herramientas para capturar imágenes; eran vehículos para transportar a los espectadores y sumergirlos hasta lo más profundo de una historia."

"Méliès introdujo la magia en el cine a través de decenas de trucos e ilusiones." Leroux continua: "Qué mejor forma de rendir homenaje a sus hazañas que usando una de las técnicas más innovadoras e inmersivas de nuestros tiempos para contar historias: la realidad virtual. En este Doodle, el codirector Fx Goby, Nexus Studios y yo quisimos destacar varios trucos que empleó por primera vez Méliès, además de transportar a los espectadores a una historia y un mundo mágicos."

"Queríamos que el Doodle reflejara los mundos que el propio Méliès fabricaba para sus películas: creaba y pintaba todos los elementos él solo. Para llevarlo a cabo y conseguir esa calidez, utilicé un estilo de pintura denso y añadí varias texturas a los personajes y elementos. El equipo hizo un trabajo increíble adaptando los diseños en 2D a modelados en 3D." explica la creadora de Doodles.

"Los colores también tenían un papel muy importante. Durante la época de Méliès, no se podía filmar en color, de modo que se debía pintar cada fotograma de las películas y, a menudo, con una gama de colores muy limitada. Quisimos representar ese factor incorporando un color dominante fuerte, como el cian, el rojo o el amarillo, en cada escena de la película."

Homenaje a Georges Méliès, Google le dedica el primer doodle interactivo 360°

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios