James Cameron se prepara para descender al lugar más profundo del océano

El cineasta estadounidense James Cameron ultima los detalles de su próxima aventura, un proyecto en el que cambia los set de rodaje por el fondo del mar con el objetivo de investigar lo que esconde la fosa de las Marianas, informó hoy la cadena de televisión CNN.

Los Ángeles (EE.UU.), 8 mar.- El cineasta estadounidense James Cameron ultima los detalles de su próxima aventura, un proyecto en el que cambia los set de rodaje por el fondo del mar con el objetivo de investigar lo que esconde la fosa de las Marianas, informó hoy la cadena de televisión CNN.

A finales de marzo, Cameron, de 57 años, tiene previsto embarcarse en un minisubmarino fabricado para la ocasión rumbo al lugar más profundo del océano, a casi 11.000 metros de profundidad, un viaje con fines científicos que hará solo y que prepara desde hace más de ocho años.

"Hay muchas cosas que no sabemos. Tengo la esperanza de que seremos capaces de estudiar el océano antes de que lo destruyamos", aseguró el director de las películas más taquilleras de toda la historia del cine, "Titanic" y "Avatar".

En caso de tocar fondo en las Marianas, la expedición de Cameron sería la segunda en conseguir la hazaña.

Hasta la fecha únicamente lo había logrado el batiscafo Trieste en 1960, pilotado por el teniente de marina de EE.UU. Don Walsh y el explorador suizo Jacques Piccard.

El vehículo que transportará al director de cine a profundidades abisales fue bautizado como "Deepsea Challenger", tiene espacio para un ocupante, está equipado con cámaras y brazos robóticos y puede soportar una presión de más de 7.000 kilos por cada medio milímetro de superficie.

La nave, diseñada y construida por Cameron y su equipo de ingenieros en colaboración con National Geographic, alcanza una velocidad en el descenso de 213 metros por minuto.

En la mejor de las previsiones, Cameron tardaría más de 50 minutos en llegar al final de la fosa de las Marianas, situada en el entorno de la isla de Guam, en el sur del Pacífico.

El minisubmarino carece de aire acondicionado por lo que el cineasta pasará de sufrir elevadas temperaturas en superficie -según sus propias palabras, cuando se cierra la escotilla la nave es una "sauna"- a un ambiente gélido a medida que desciende y el agua se enfría.

Esos contratiempos no han sido un impedimento para la misión.

"Es muy emocionante, cada segundo ves algo bonito, o tienes algo que hacer o estás sacando fotografías o ves peces increíbles", explicó Cameron.

Se estima que hay más de 750.000 especies marinas que no han sido formalmente catalogas por la ciencia, tres veces más que las que se conocen.

El interés de James Cameron por los fondos marinos le llevó en el pasado a realizar películas como "The Abyss" (1989) en la que un grupo de científicos encontraban vida extraterrestre en las profundidades del océano, así como a buscar los restos del Titanic ("Last Mysteries of The Titanic", 2005).

Para la secuela de "Avatar", Cameron tiene previsto llevar la historia igualmente bajo la superficie del mar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING